VUELTA A CLASES - El Cronista San Martín" /> VUELTA A CLASES - El Cronista San Martín" />
26/05/2022

El Cronista San Martín

Prof. Salvador Mazza – Salta – Republica Argentina. Portal de noticias Nacionales, Provinciales y Regionales.

VUELTA A CLASES

Las ventas escolares vuelven a la normalidad tras un año duro

27 DE FEBRERO 2022 – 02:11 Los salteños formaron extensas filas en las veredas de locales céntricos ayer para realizar las compras de último momento, de cara al inicio de clases.

Las ventas escolares vuelven a  la normalidad tras un año duroLos papás buscan desde mochilas hasta lapiceras y lápices para los escolares.

Filas de gente en las veredas de librerías, marroquinerías y locales de indumentaria y calzado ilustraban el panorama ayer en el microcentro de la capital salteña.

Unas 50 personas aguardaban para ingresar a la tienda Papá Noel ubicada en la esquina de Pellegrini y Mendoza.

Desde allí Rocío Medina, una encargada, contó que a medida que se acerca la fecha del inicio de clases, aumenta la cantidad de clientes. «La gente espera hasta el último momento para comprar las cosas», dijo.

Aunque también hubo clientes que fueron mucho antes, pero para consultar precios. «Vinieron hace semanas atrás para sacar presupuestos y ahora llegaron con la plata directo para comprar», explicó.

Siete de cada 10 clientes compran la lista completa de útiles escolares. «Nos comentan que quieren sacarse toda la responsabilidad de las compras de encima ya».

Los útiles escolares básicos como lápiz, lapiceras, borrador, carpeta y repuestos de hojas Rivadavia y Éxito son los más llevados, ya que son indispensables para el primer día de clases. Los padres y tutores que en principio llevan lo elemental, acostumbran a volver semanas después por mapas, sets de geometría, afiches, cartulinas y otros elementos.

En el local hay ofertas de cuadernos rayados y cuadriculados, blocks de hojas N§3, repuestos, corrector y combos de lapiceras a precios muy económicos.

«Todo lo que es papel está más barato que en otros lugares porque no tiene el aumento de fábrica», aseguró Rocío.

Señaló que el año pasado, a diferencia de este 2022, las compras fueron muy paulatinas, ya que no se sabía si se retornaba a la presencialidad o no.

Añadió que ahora observan casi el mismo movimiento de años atrás, aunque con excepciones, con relación a las medidas de prevención de la COVID-19. «Todos nos cuidamos mucho. Por ejemplo, no puede ingresar una familia completa al local», sostuvo.

En las cajas del comercio se observa que la mayoría de las personas abona con tarjeta de crédito, en cuotas y que son muy pocas las que pagan de contado efectivo.

Zapatos

En la tienda de calzado Tym, ubicada en la peatonal Alberdi 188, varios padres le probaban mocasines o guillerminas a sus hijos.

«El calzado que más vendemos es el colegial acordonado o mocasín que es un clásico, para los niños y para las niñas, guillerminas. Rondan en 5.500 los de cuero y en 2.500 los de sintético», explicó el propietario de la zapatería, Martín Aramendi.

Agregó que las ventas vienen mejor que en 2021 y que la gente dejó para último momento la compra de zapatos. Es que esta semana recién se empezó a notar movimiento, antes estuvo muy tranquilo el panorama.

Al ser consultado sobre promociones, respondió que está vigente la denominada «Vuelta al cole» de Banco Macro, que consiste en seis cuotas sin interés y un 10 por ciento de descuento. Hay un reintegro del banco.

Entre un 80 y 90 por ciento de los clientes paga con tarjeta de crédito en la máxima cantidad de cuotas posible.

Con respecto a si se registraron subas de precios, el dueño de la tienda expresó: «No se puede subir demasiado los precios porque no se vende. Nosotros estamos absorbiendo muchas veces el costo porque sino no se puede vender el producto. Creo que este rubro es el que menos ha subido».

Finalmente destacó que por el momento hay buenas expectativas de ventas hasta los primeros días de marzo.

Delantales y conjuntos

El gerente de Tiendas Balbi, Adrián Aracena, coincidió en que este año hay mayor movimiento de gente, ya que las clases serán presenciales y no como el año pasado, cuando había muchas dudas. «Hoy en día si tenemos gran cantidad de clientes y mucho movimiento», sostuvo.

En la tienda hay promociones de delantales que van desde los 1.000 pesos en adelante de acuerdo a los talles, remeritas de piqué por 699 pesos, conjuntos de gimnasia Bautic a 2.999 pesos y otra línea más económica: «Tiempo Feliz», cuyo conjunto está en 2.499 pesos. Hay talles y variedad. Estas tres prendas son las que más busca la gente. Contrariamente a lo que pasa en los rubros de útiles escolares y calza dos, si bien hay clientes que pagan con tarjetas, en este ca so, en su mayoría abonan de contado.

En 2021, el paisaje era diferente

En febrero de 2021, el centro de la ciudad lucía un paisaje diferente al de ahora. Por la amenaza del coronavirus no se veían padres recorriendo las librerías céntricas con la lista de útiles en sus manos. No tanto por las restricciones de circulación que existieron, sino por la incertidumbre que tenían sobre el inicio de clases presenciales. Es que el año pasado arrancaron con la modalidad de burbujas (en grupos) y recién después de agosto pasaron a un sistema de presencialidad plena.
“En estas semanas no tenemos la cantidad de padres que teníamos el año pasado buscando los útiles para los chicos. La merma se nota, es más que evidente, por ejemplo la semana pasada solo vendimos tres mochilas algo que no es normal para esta época. El año pasado, por temor a los cambios de precio en estas semanas ya venían las madres buscando ofertas y empezaban a comprar. Hoy el movimiento es nulo”, había expresado en febrero del año anterior el gerente de una librería ubicada en la calle Caseros.

 Lo elemental

Los artículos más costosos como cartucheras, mochilas, carpetas estampadas fueron dejados de lado y la mayoría de los clientes compró productos elementales como hojas, lápices y lapiceras.
En 2021, en la provincia se registraban unos 364 mil alumnos y alumnas de los niveles inicial, primario y secundario. A ellos había que restarles alrededor de 4.000 estudiantes de secundaria que dejaron la escuela, según un relevamiento del Ministerio de Educación salteño. Ese fue uno de los lamentables saldos de la pandemia.
Con la merma de casos, las vacunas y un mejor escenario epidemiológico las burbujas se disolvieron, pero el proceso de recuperación de contenidos continúa y la presencialidad plena será el      desafío para este año.