01/12/2022

El Cronista San Martín

Prof. Salvador Mazza – Salta – Republica Argentina. Portal de noticias Nacionales, Provinciales y Regionales.


Terminó el 58° Coloquio de Idea en Mar del Plata

Ajustar para crecer, el sentido que tomó el lema del cónclave empresario

Bajo una frase que a priori se interpretaba como optimista e incluso autocrítica, Ceder para crecer, el 58° Coloquio de Idea terminó de instalar el discurso del ajuste fiscal como el camino al crecimiento

Natalí Risso

Por Natalí Risso

15 de octubre de 2022 – 01:42

El cierre estuvo a cargo de Alberto Fernández que se diferenció del gobierno de Mauricio Macri. (Fuente: IDEA)
El cierre estuvo a cargo de Alberto Fernández que se diferenció del gobierno de Mauricio Macri.. Imagen: IDEA

Bajo un lema que a priori se interpretaba como optimista e incluso autocrítico, Ceder para crecer, el 58° Coloquio de Idea terminó de instalar el discurso del ajuste fiscal como el camino al crecimiento. Los empresarios y analistas económicos primero, el ministro de Economía Sergio Massa después y finalmente los gobernadores se subieron a una agenda que fue corriéndose a la derecha durante los tres días que duró el encuentro y terminó girando en torno al déficit fiscal. El cierre estuvo a cargo de Alberto Fernández que se diferenció del gobierno de Mauricio Macri con algunas preguntas directas a los empresarios: “En este gobierno, ¿alguien les pidió un centavo para hacer pública? ¿Alguien lo mandó a espiar? ¿Alguien usó la AFIP para que se metan en las empresas de aquellos que nos critican?»

«Los desafío porque su respuesta va a ser no”, continuó el Presidente en un tono de voz mucho más elevado que el resto del discurso de cierre. Es el segundo año que Fernández va a jugar de visitante en un terreno hostil, y esta vez con una fuerte reivindicación personal: «Muchas veces me dicen débil, que tengo que ser más fuerte y corajudo y yo digo que no quiero ni la prepotencia de los soberbios ni el coraje de los mercenarios, sigo creyendo en el diálogo» y remató: «Seré muy débil, pero el que enfrentó la deuda con el FMI se llama Alberto Fernández, el que enfrentó a los acreedores privados se llama Alberto Fernández, el que fue a buscar las vacunas fue Alberto Fernández, el que sigue enfrentando la guerra y los que seguimos luchando por una Argentina mejor somos todos nosotros».

Previamente se apoyó en una serie de filminas para mostrar números de reactivación de la economía, recuperación de la industria nacional, creación de puestos de trabajo, crecimiento del PBI y de la inversión: «¿Vieron que todas las curvas van para arriba? ¿No les parece que son datos elocuentes para pensar que el vaso esta medio lleno?«, desafió el Presidente. 

«Después de escuchar a los gobernadores y al Presidente no sé de qué me quejo», «Está dirigiendo otro país que no es este» «El vaso medio lleno, ¿alguien lo vio?», bromeaban algunos de los empresarios en la combi que los trasladaba de vuelta a su alojamiento. 

Como no podía ser de otra manera, Fernández dedicó unas lineas a la inflación. Con el porcentaje de septiembre todavía frescos- el Indec publicó la cifra de de 6,2 por ciento a las 16 horas-, volvió a reconocer que la inflación es un “problema serio” que se debe resolver, pero destacó que “viene paulatinamente descendiendo” y dijo que se debe redoblar el esfuerzo para consolidar esa tendencia. “Conteniendo la inflación vamos a generar mejores expectativas y garantizar una mejor distribución del ingreso y que los salarios no se diluyan. Vamos a poder garantizar una sociedad más igualitaria”

A pesar de la preocupación de los organizadores, la mayoría de las sillas del salón principal del Sheraton de Mar del Plata estaban ocupadas. Una gran parte de los empresarios que participaron en las tres jornadas del evento se quedó a escuchar las palabras de Fernández, último orador del Coloquio. «Lo quiero conocer, quiero ver qué dice», aseguraba a PáginaI12 el CEO de uno de los principales bancos del país. 

Todos los años el evento comienza a una sala llena que va mermando a medida que pasan los días. Este año la preocupación era particular: «Es que el presidente no confirmó hasta hoy a la mañana, y además hay por lo menos 200 personas que tomamos el avión a Buenos Aires y el servicio es a las 19.20. Aunque quisiéramos quedarnos, no podemos». Durante el coffe break previo al bloque de cierre el equipo organizador sacó varias de las mesas del salón principal del Hotel Sheraton, pero el salón estaba concurrido, incluso mucho más que en cierres de años anteriores. A pesar de que muchos se fueron, la asistencia de esta edición fue récord, con más de mil participantes y concurrencia masiva en todos los paneles.

Ajustar para crecer

El lema de este año comenzó con una intención clara, por lo menos arriba del escenario: maquillar un discurso moderado y optimista de cara al futuro del país. “El lema del coloquio es ceder, tener la empatía necesaria para transigir hacia un punto medio. No podemos pensar en un futuro mejor si no creemos que ese futuro puede ser realmente mejor que nuestro pasado y nuestro presente. Estamos seguros de que la Argentina tiene una oportunidad. Existe y es palpable», resumió unos minutos después de darle comienzo al evento el director de IDEA y Presidente de Toyota, Daniel Herrero.

Ya debajo del escenario, un importante empresario de la construcción le dio más contenido a la frase. Aseguró a PáginaI12 que «muchos van a tener que sufrir para que podamos crecer. Incluso empresas, hay muchas que van a tener que quedar en el camino si nos decidimos a hacer lo que hay que hacer para ordenar la economía, dar reglas claras y finalmente ver a un país que crezca». «Acá la única salida es conseguir un equilibrio fiscal, no hay otra», complementó el CEO de uno de los principales bancos que operan en Argentina. A medida que pasaban los paneles, ese discurso se fue propagando hasta llegar al escenario principal y tomar protagonismo en la última jornada.

Fue el propio Sergio Massa el que explicó que «la austeridad en el gasto y el superávit como objetivo no tienen que ser una bandera política, sino un principio rector», cuando fue consultado si, también para él, bajar el déficit tenía una connotación «de derecha». El discurso de Massa estuvo a tono con las demandas de los economistas que lo antecedieron y coincidieron en que “no hay más cajas disponibles” para financiar los niveles actuales de gasto. Fueron Marina Dal Poggetto, directora ejecutiva de Eco Go Consultores; Osvaldo Giordano, ministro de Finanzas de la provincia de Córdoba; Hernán Lacunza, director de Empiria Consultores y Martín Redrado, director de Fundación Capital.