27/01/2023

El Cronista San Martín

Prof. Salvador Mazza – Salta – Republica Argentina. Portal de noticias Nacionales, Provinciales y Regionales.


También están acusados un empresario y un contador 

Juzgan a dos ex funcionarios de la AFIP por fraude a la administración pública 

La primera audiencia fue accidentada por momentos, con múltiples planteos y discusiones entre el fiscal y algunos de los defensores. 

Elena Corvalan

Por Elena Corvalan

5 de octubre de 2022 – 02:14

Resnick Brenner (primero de la izquierda). Enfrente, el juez Batule. 
Resnick Brenner (primero de la izquierda). Enfrente, el juez Batule. 

El ex director regional de la AFIP, Rafael Renisck Brenner; el ex jefe de Jurídica de la Regional local de la AFIP, Nicolás Antonio Fili; el empresario Pablo Daniel Haddad y el contador Federico Guijarro Jiménez comenzaron a ser juzgados ayer ante el Tribunal Oral Federal N° 2 de Salta por hechos que datan de 2015. 

Los dos funcionarios comparten la acusación por fraude a la administración pública. A Resnick Brenner se lo acusa además por cohecho pasivo y concusión (cuando un funcionario se vale de este cargo para exigir un pago). A Fili se le añade la acusación en calidad de partícipe necesario de concusión. Los particulares comparten la acusación en calidad de coautores de cohecho activo y de fraude en perjuicio de la administración pública.

Además de la lectura de la acusación fiscal, la audiencia de ayer se consumió en planteos y requerimientos, cruces entre las partes, algunos acalorados, y hasta un pedido del abogado Matías Adet, que defiende a Fili, para que el tribunal no permita tomar fotografías, que se disponga una regulación de la presencia de la prensa y se obligara a borrar las imágenes que había tomado un reportero gráfico. El planteo desató otra discusión con el fiscal Carlos Amad que fue zanjada de manera categórica por el presidente del Tribunal, Domingo Batule: «Yo no voy a hacer borrar las fotos», cerró. Antes había recordado, como había dicho el fiscal, que estos son juicios públicos. 

A Resnick Brenner se le atribuye por un lado haber pedido una coima de $1.500.000 al empresario Freddy Rosario Tejerina a cambio de protegerlo de posibles sanciones de parte de la AFIP en el marco de fiscalizaciones que estaba realizando ese organismo sobre sus empresas. A Fili se le atribuye en este caso haber actuado como enlace entre el director regional y Tejerina, y haber recibido luego dos pagos de $500 mil cada uno (la última cuota no se concretó porque se nombró a un nuevo director regional). 

Por otro lado, a Resnick Brenner se lo acusa de haber firmado una resolución para que la firma Minera Santa Rita SRL obtuviera reintegros del IVA de la AFIP a pesar de que no reunía las condiciones para ese beneficio y «no se cumplieron con los trámites correspondientes dentro de AFIP, lo que motivó que cuando asumió un nuevo jefe esas resoluciones fueron dejadas sin efecto y se iniciara sumario administrativo contra quienes habían participado en aquel procedimiento», sostuvo la fiscalía. 

Fili está acusado en relación a estos hechos porque «el 28/10/2015 emitió un dictamen jurídico» en el que «concluyó que correspondía convalidar los créditos fiscales detraídos de los comprobantes emitidos por los proveedores Compañía Minera San Mateo SRL, Transporte San Cristóbal SRL, Maktub Cía. Minera SRL y Sulfhaar SRL» afirmando que estas empresas eran «reales proveedoras de bienes y servicios de Minera Santa Rita», cuando en realidad eran apócrifas. La AFIP le había retenido créditos fiscales porque se sospechaba que estas eran empresas fantasmas creadas para este fin de obtener beneficios a través de los reintegros por exportaciones. 

«La conducta de Resnick Brenner y Fili fue de extrema gravedad«, dado que eran funcionarios públicos y el Estado nacional les habían confiado «la delicada y decisiva tarea de participar en la recaudación para la renta del Estado Nacional, en la percepción de los impuestos» y, en cambio, «ellos se valieron de investigaciones de sus técnicos, que incluso lograron poner al descubierto una refinada maniobra de generar crédito fiscal, en el caso de Minera Santa Rita, para obtener beneficios económicos que habrían sido importantes», de 1.200.000, aseguró la fiscalía. También en este caso el receptor de la dádiva habría sido Fili, que viajó a Buenos Aires a recibir ese dinero de parte de Guijarro Jiménez, sostiene la acusación. 

Por otro lado, la fiscalía diferenció la situación de Haddad y Guijarro Jiménez de la de Tejerina, porque este último empresario denunció el pedido de coimas (a pesar de que hizo dos pagos y se benefició en ese momento de los servicios que obtuvo a cambio). «No formularon denuncia porque en ningún momento se sintieron víctimas de la situación, sino que fueron partícipes, tal como surge acreditado con la prueba reunida en la causa, y en sus roles de socio y contador de la Minera Santa Rita, quienes habrían entregado dádivas a fin de obtener un beneficio consistente en la resolución favorable que hiciera lugar a la devolución de créditos por IVA, lo cual generó un perjuicio al fisco», sostuvo la fiscalía.

Denuncias 

Esta causa se inició por una investigación por escuchas telefónicas que daban cuenta de la posible participación de Rafael Resnick Brenner en hechos ilícitos.

Asimismo, el director interino de la Dirección Regional Salta de la AFIP, Guillermo Andrés Oro, hizo una denuncia penal informando de la denuncia que había realizado Freddy Tejerina. El empresario relató que en junio de 2015, de regreso de Brasil, advirtió que las empresas del grupo, Wicap SA, Work International Cía. Argentina de Prospección SA, Movol SA, Privelar SA, North Cool SA, estaban soportando una gran presión tributaria. Por eso se reunió con Resnick Brenner, quien dijo que se iba a interiorizar y volverían a encontrarse. 

En la segunda reunión estaban Resnick Brenner, Fili y el contador Marcelo Herrera, que era jefe de Fiscalización de la AFIP. Tejerina afirmó que entonces el director regional le dijo que para arreglar su situación en lo sucesivo debía comunicarse con Fili, después le entregó una denuncia en su contra y le advirtió «con lo que dice aquí estas en el horno». 

Luego Tejerina, en otra reunión, Fili «le explicó que por los servicios de asesoramiento, protección y frenar todas las inspecciones que estaban en curso debía realizar un pago de $1.500.000«, Tejerina respondió que no tenía todo ese dinero y propuso pagarlo en tres cuotas. En agosto entregó $500.000 y «dejó de recibir requerimientos de la AFIP y levantaron el bloqueo de CUIT que tenía en una de sus empresas, situación que duró hasta fin de 2015». En noviembre de ese año hizo el segundo pago de $500.000 y «luego el 16/02/2016 (Fili) le dijo que ya no podía brindar protección, atento que Resnick Brenner no estaba más al frente de la Dirección Regional de AFIP».

En la causa se incorporó también una denuncia realizada por Eilif Riise, que en 2014 y hasta agosto de 2015 había sido colaborador auxiliar en la fiscalización que la AFIP Salta llevaba a cabo en la Minera Santa Rita por la detracción de montos de devolución de IVA por exportación de las firmas Compañía Minera San Mateo SRL, Sulfhaar SA, Transporte San Cristóbal SRL y Maktub Cía. Minera. Riise sostuvo que en mayo o junio de 2015 Fili le dijo que «la situación era perjudicial para la empresa fiscalizada dado que el ajuste que se estaba proyectando incluiría a todas las firmas proveedoras en la categoría de ‘proveedores apócrifos’, lo que generaría una deuda de varios millones de dólares» y añadió que había una forma de arreglar eso a cambio de una suma de dinero.

Según Riise, Fili realizó el mismo ofrecimiento ante el contador de al firma, Guijarro Jiménez, y Haddad, y que luego Guijarro le contó que «ya estaba cerrado lo de la Minera» y Haddad «le dijo que se vio obligado a pagar lo que le requería Fili y Resnick a cambio de una resolución favorable». Ayer la defensa de Haddad y Guijarro planteó la nulidad de la denuncia de Riise y de su testimonio, por entender que está alcanzado por la obligación de guardar secreto profesional. Esto fue discutido por la fiscalía y por la querella de la AFIP. 

En la AFIP, Oro también se recibió una denuncia anónima informando que la «Minera Santa Rita a través de un estudio contable se contactó con Resnick y un amigo que trabajaba en la AFIP para que se deje de investigar la maniobra, se paguen los reembolsos de exportación que habían sido denegados a cambio del pago de una suma de dinero en concepto de ‘costos operativos’ que ascendía a $ 1.200.000 y que como ya se habían iniciado las inspecciones, la alternativa ofrecida por la AFIP fue presentar un reintegro por los recursos rechazados, el que saldría a favor».

En esa denuncia se aseguraba que «en la semana del 21/09/2015 al 25/09/2015 coordinaron encontrarse en Capital Federal Resnick Brenner, su colaborador jurídico quien tendría relevancia en perfeccionar el beneficio ofrecido y el Contador de la empresa, oportunidad en la que se hizo efectivo el pago» y el recurso de reintegro presentado por la firma «se resolvió sin objeciones siendo la resolución firmada por Resnick Brenner».

La Minera Santa Rita SRL había solicitado a la AFIP el reintegro de IVA por exportaciones correspondientes a los períodos 3/2013 a 6/2013. Este pedido fue rechazado parcialmente, porque la Sección Devoluciones detrajo del monto reclamado diversos comprobantes de operaciones efectuadas por las firmas Maktub Cía. Minera SRL, Compañía Minera San Mateo SRL, Sulfhaar SRL y Transporte San Cristóbal SRL, que se encontraban bajo fiscalización sospechadas de formar un grupo económico tendiente a simular operaciones inexistentes

«Entre otras irregularidades e inconsistencias encontradas», firmas que «tenían el mismo gerente, Pablo Daniel Haddad, y el mismo administrador de la clave fiscal« que la Minera Santa Rita SRL «eran proveedores exclusivos de la minera, compartían personal, registros administrativos, representante legal, estudio contable, vehículos, instalaciones edilicias«. A pesar de estos informes, Fili emitió un dictamen en el que se afirmó que las empresas verificadas eran reales proveedoras de bienes y servicios de la Minera Santa Rita SRL «por lo que correspondía hacer lugar a la devolución de la suma de $ 332.886,44».