01/12/2022

El Cronista San Martín

Prof. Salvador Mazza – Salta – Republica Argentina. Portal de noticias Nacionales, Provinciales y Regionales.

«Sigan perforando, no quiero morir de sed»

Embarcación: comunidad indígena pide que sigan trabajando en un pozo de agua

Las familias de Misión La Loma. 

Maira López

Por Maira López

10 de septiembre de 2022 – 01:00

Después de que el gobierno de Salta comunicara que era inviable realizar un pozo en ese lugar porque el agua tiene altos valores de sodio, integrantes de la comunidad indígena Misión La Loma, en el municipio de Embarcación, manifestaron que hubo irregularidades en el estudio exploratorio y pidieron que se emplíe esta actividad hasta llegar a napas de agua apta para el consumo humano. 

La comunidad viene pidiendo desde hace años un pozo de agua dentro de su territorio, ya que otras obras que se realizaron en la zona no posibilitaron que el agua llegue efectivamente a las familias de Misión La Loma. Según indicaron, hubo desviaciones a otras comunidades, lo que ocasionó que la presión y calidad no sean las óptimas. Es por eso que insistieron en que se respete a la comunidad y se le permita participar «de forma directa y activa en la toma de decisiones» en este proyecto. 

Después de recibir la información oficial, en una asamblea realizada el miércoles último la comunidad decidió hacer un nuevo petitorio en el que solicitó que se amplíe el estudio exploratorio, ya que aseguró que las prospecciones realizadas hasta ahora no consideraron la altura sobre el nivel del mar del lugar donde se asienta la comunidad. Además, afirmaron que no se realizó un análisis pormenorizado del agua para corroborar su calidad.

Misión La Loma es una población indígena que fue reubicada en 1962 en la localidad de Embarcación, del departamento San Martín. En la actualidad cuenta con más de 250 familias en el territorio. 

En junio último el gobierno de Salta informó que se había firmado un convenio entre la Secretaría de Obras Públicas y la Municipalidad de Embarcación para la construcción de un pozo profundo en Misión La Loma. Se había previsto un presupuesto superior a los 17 millones de pesos para la obra, respuesta a un reclamo de años de las más de 2 mil familias de ese municipio que son parte de los pueblos Wichí, Toba (Qom) y Guaraní. 

A través de la Secretaría de Obras Públicas de la provincia, se conoció el martes la negativa del gobierno provincial. En ese sentido, la comunidad sostuvo que quieren «probar todas las posibilidades existentes» para garantizar la llegada del agua. En una nota que se publicó luego de la asamblea comunitaria del miércoles, relataron que «hace más de 60 años que la comunidad Misión La Loma padece este sufrimiento por la falta del agua». 

El estudio exploratorio fue llevado adelante por la empresa GMC Perforaciones SRL, que informó al secretario de Obras Públicas, Hugo de la Fuente, que el pozo perforado fue de carácter exploratorio y se llegó a la profundidad de 152 metros. 

En el informe remitido el 6 de septiembre se detalla que se tomó una muestra litológica metro a metro, también el cronometraje de avance del trépano y se realizaron perfilajes eléctricos. Todo ello llevó a la conclusión de que «las aguas contenidas en los acuíferos tienen una salinidad mínima igual a la salinidad del lodo de 2100 Us/cm», cuando el límite máximo de tolerancia para la bebida humana es de 2000 us/cm. También «hay un dato informado verbalmente, por la misma gente de la comunidad, (donde se dijo) que hace unos 12 años cuando se estaba construyendo el gasoducto que pasa por el área de interés, se perforó un pozo con una profundidad cercana a los 70 metros y del mismo se extraía agua salada», añade el informe. 

Se anexó también el testimonio de un geólogo Walter Ovejero, de la empresa Aguas del Norte, quien expresó que «en base a la interpretación del electroperfilaje del pozo y teniendo en cuenta el comentario con respecto a que la gente de la Comunidad La Loma, consumen agua de mejor calidad proveniente de la zona centro de la localidad de Embarcación, estamos de acuerdo en no continuar con la obra del pozo«. 

Y el geólogo de la empresa perforadora, Carlos Manjarrés, recomendó «no entubar el pozo y buscar una nueva locación fuera del ámbito de La Loma»

No obstante, la comunidad cuestionó que la exploración se haya realizado sólo en los primeros 150 metros de profundidad, señalando que no se tuvo en cuenta la altura en la que están las familias. «Aquí estamos en una elevación de 100 metros», dijo Mirco Jonathan Neuenschwander, secretario de la comisión directiva de la comunidad wichí Misión La Loma. 

Es por ello que pidieron que se aprovechen las máquinas que se encuentran en el lugar y se amplíe la profundidad del pozo. Después de los resultados informados, referentes de la comunidad hablaron con terceros sobre el tema. «Por consultas a distintas entidades y particulares afirmaron, de manera informal, que el agua dulce específicamente en esta zona, se encontraría pasando los 300 metros», informaron.

Añadieron que «en otras comunidades hay antecedentes que se perforaron pozos hasta 500 metros«. 

Neuenschwander también se mostró molesto con las autoridades provinciales, ya que en la reunión virtual que mantuvieron el martes, los representes de Misión La Loma pidieron leer el informe sobre el estudio exploratorio, pero las autoridades provinciales no lo tenían. Recién se les compartió el resultado el miércoles temprano. «¿Cómo pueden hablar con total seguridad si no tenían los papeles y el estudio?», se preguntó. 

Es por ello, que pidió que «se perfore más», pues sostuvo que las conclusiones de lo expuesto por Manjarrés se basan mayormente «en comentarios de la comunidad, sin tener la veracidad científica sobre esos casos».

En el caso de que no se amplíe la exploración, la obra del pozo se haría a unos 3 kilómetros del lugar previsto inicialmente. Esto es rechazado por la comunidad ya que «hay antecedentes de cuando se hicieron dos pozos para esta comunidad bastante alejados» y «terminó no llegando el agua». «Tenían que ser exclusivos para La Loma, pero después se mermó la presión, la calidad y nos quedamos sin agua», recordó el secretario.