01/12/2022

El Cronista San Martín

Prof. Salvador Mazza – Salta – Republica Argentina. Portal de noticias Nacionales, Provinciales y Regionales.


Reclaman la sanción de un proyecto de Ley paralizado

Integrantes del pueblo Weenhayek insisten por su reconocimiento oficial

Tres comunidades llegaron desde Tartagal para pedir el tratamiento en Diputados de la modificatoria de ley 7121. Este martes tienen previsto manifestarse frente a la legislatura

Por Claudia Alvarez Ferreyra

1 de noviembre de 2022 – 00:54

Miembros y autoridades de tres comunidades weenhayek, viajaron de Tartagal hasta Salta Capital, para insistir con el reclamo por el reconocimiento oficial como pueblo originario ante la Legislatura provincial. En 2019 el Senado aprobó la modificatoria de la ley 7121 otorgando la media sanción. El proyecto pasó a Diputados donde se encuentra demorado el tratamiento. La propuesta permitiría que también sean reconocidos los pueblos iogys, atacama, lule y tastil.

Este lunes por la mañana llegaron 16 integrantes del pueblo weenhayek, entre ellxs mujeres y niñxs. Pertenecen a tres comunidades, y arribaron con sus autoridades: Kilometro 4, con su cacica Elizabeth Medina; Kilómetro 5 con el cacique Isaias Fernandez y Kilómetro 6, con la cacica Susana Cabezón.

Fernández, vocero del pueblo weenhayek, dijo a Salta/12 que vienen esperando hace ya «mucho tiempo», que se trate el proyecto de modificatoria a la ley 7121, que se «estancó» en la Cámara de Diputados durante la pandemia. «Después se paralizó porque había un malentendido cuando estaba el exdiputado Ramón ‘Rana’ Villa, decía que era lo mismo el pueblo wichi que el weenhayek, no es así», afirmó.

«Ahora cuando asumió el diputado wichí Rogelio Segundo, presidente de la comisión de Asuntos Indígenas, está llevando el mismo mecanismo, está en desacuerdo con la modificación de la ley. Tiene el mismo mensaje», manifestó Fernández, refiriéndose a que el legislador asimila que el pueblo weenhayek y el wichí serían «lo mismo». «Vino su secretario. Nos dijo que me iba a llamar para que nos reunamos con Rogelio Segundo», contó. Sin embargo eso fue a las 11:30 de la mañana y hasta la tarde no tuvieron novedades.

Los miembros del pueblo weenhayek no tenían donde hospedarse hasta la tarde. No se había hecho presente ni la secretaría de Asuntos Indígenas ni el Instituto Provincial de Pueblos Indígenas. «Vamos a esperar hasta mañana que sesionan los diputados, queremos un lugarcito para descansar», dijo Fernández.

El cacique también sostuvo que esperan que este martes se sumen a la protesta las autoridades del pueblo iogys de Tartagal, y miembros del pueblo Atacama y Lule. 

La ley 7121 reconoce a 9 pueblos en la actualidad: kolla, diaguita, wichí, chorote, chané, chulupí, guaraní, toba y tapiete, con la modificación propuesta pasarían a ser 14 los oficialmente reconocidos.

Lxs atacamas habitan los departamentos de La Poma y Los Andes; lxs lules se encuentran en las cercanías de la capital; lxs tastiles, en Rosario de Lerma; mientras que iogys y weenhayek residen en San Martín y Rivadavia.

El presidente de la comunidad lule de finca Las Costas, David Torres, estuvo acompañando al pueblo weenhayek y sostiene el mismo reclamo. «En estos años vinimos tratando de generar acuerdos con los diferentes bloques, hemos tenido muchas veces un discurso positivo que decía que sí, que nos iban a incorporar, que iban a votar a favor cuando se trate pero el proyecto de reforma, que si bien ya tiene media sanción, nunca subió a la Cámara de Diputados (no se trató en el recinto)», manifestó.

Torres advirtió que está a punto de vencerse el estado legislativo del proyecto. «Apelamos a los hermanos indígenas que están en la Cámara de Diputados, especialmente a Rogelio Segundo, que es un diputado indígena y está a cargo de una de las comisiones. Creo que los pueblos que estamos acá venimos hace mucho tiempo, con mucha paciencia solicitando la incorporación, que se nos reconozcan derechos constitucionales, no estamos pidiendo que hagan milagros, estamos pidiendo que se cumpla la ley», señaló.

Torres consideró que hay «cuestiones políticas, técnicas o grupos de intereses que a veces operan para que los pueblos no sean reconocidos, no se les reconozca su identidad». Dijo que luchan en favor de sus comunidades y las generaciones que vienen, pero chocan contra una pared que es «el Estado o los representantes que eligen no solo los hermanos sino también la misma sociedad. Dudan mucho en hacer cumplir la legislación o hacer respetar un derecho». 

Asimismo Torres solicitó que las organizaciones sociales y otros pueblos originarios acompañen este reclamo. Resaltó que el Estado salteño «ya trabaja» con los cinco pueblos que requieren reconocimiento oficial, con temas de «educación, justicia, en el censo, hay un reconocimiento de hecho», señaló. «El Estado nacional ya los reconoce, el Estado provincial está demorado, atrasado y creemos que esto no puede seguir así, tiene que haber una solución. Tienen que estar a la altura de las circunstancias porque son derechos constitucionales, no aspiraciones», dijo.