27/09/2022

El Cronista San Martín

Prof. Salvador Mazza – Salta – Republica Argentina. Portal de noticias Nacionales, Provinciales y Regionales.

Preocupa la cantidad de docentes y policías que aún no se vacunaron

Fueron los primeros habilitados, luego de Salud y los mayores de 70 años. Policías no inoculados no podrán trabajar en las elecciones ni hacer extras.

Más de 1.600 personas que trabajan en el sistema educativo salteño y de la Policía de la Provincia no se vacunaron todavía contra el coronavirus, de acuerdo a los registros oficiales, pese a que la vacunación en ambas áreas se inició en marzo pasado, luego del personal de Salud y los mayores de 70 años.

En esta cifra está incluido el tres por ciento de los trabajadores de la Educación del sector público y privado de la provincia que no figura en las planillas específicas. Ayer, el Programa de Inmunizaciones de la Provincia, a cargo de Adriana Jure, notificó a la cartera educativa que hasta el momento están vacunados con primera dosis 35.469 trabajadores, de los cuales 22.991 ya tienen segunda dosis.

Jure precisó que de la población objetivo en Educación, un 97 por ciento tiene primera dosis y un 70 por ciento, segunda dosis, aunque aclaró que ese tres por ciento faltante (estimado en unas 1.200 personas) no significa que no esté vacunado en su totalidad, debido a que hay docentes que se inmunizaron por factores de riesgo y fueron anotados en otros registros o se inocularon de forma espontánea en distintos servicios de Salud y no dijeron que se desempeñan en escuelas.

Sin embargo, la médica admitió que hay docentes, como también personal de otras áreas del Estado, que no se vacunaron todavía porque no quieren o se denominan antivacunas. Este tema realmente los preocupa porque «es esencial estar vacunados con las dos dosis para poder enfrentar la variante Delta del coronavirus», advirtió Jure.

Fernando Mazzone, titular de la Central de Trabajadores Argentinos en Salta, admitió que pese al esfuerzo de los gremios hay un grupo de colegas que no se inoculó y no lo quiere hacer por decisión propia, por lo general, por desconfianza a la vacuna.

Instó a los docentes a recapacitar y entender la importancia de la vacunación que a estas alturas está demostrado que disminuye de forma eficaz las hospitalizaciones y los riesgos de muerte por COVID-19. Pero, a la vez, hizo el comentario de que al no ser obligatoria la vacuna, la decisión es «libre».

Sin ir más lejos, ayer, la Legislatura de Jujuy aprobó un decreto del Ejecutivo provincial que dispone la obligatoriedad de la vacunación contra el coronavirus para la totalidad de los trabajadores de la administración pública de su territorio.

Policía

En el marco de los comicios legislativos de este domingo, el ministro de Seguridad, Juan Manuel Pulleiro, señaló que el personal policial que no se vacunó no podrá trabajar el día de las elecciones ni tampoco realizar horas extra, es decir, los conocidos adicionales.

Es que en la Policía de la Provincia hay un cuatro por ciento del personal «en trabajo efectivo» que aún no está vacunado contra el SARS-CoV-2, según señalaron. Este porcentaje representa un poco más de 400 policías en actividad.

Los efectivos son bastante más en el organismo provincial, pero hay diversas situaciones como trámites de retiro, becas, licencias por embarazos, distintas enfermedades o por estar en grupos de riesgo de COVID, comentaron.

Se destacó además que del total, por lo menos el 82 por ciento del personal de seguridad tiene una o dos dosis puestas.

Propuestas

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, aseguró ayer que quienes vuelvan a sus lugares de trabajo de manera presencial deberán estar vacunados porque «nadie puede obligar» a la inoculación, pero tampoco a «reinsertar a alguien en el mercado laboral».

La polémica propuesta implica, por lo tanto, que en esa situación se deje de cobrar, porque «el salario es la contraprestación por el trabajo», dijo. «Quien quiera entrar en un lugar de trabajo colectivo tiene que tomar las medidas del caso, y las medidas del caso son vacunarse y si no quiere, no podrá ingresar al lugar de trabajo», advirtió el empresario.

De hecho, a nivel local, Elías Chihadeh, arquitecto de Estudio A, le contó a El Tribuno que durante algunos meses vieron afectado su nivel de producción por la sospecha de casos positivos y contactos estrechos. «Es por eso que resolvimos solicitarle a los empleados que se vacunen, o que todos los lunes, aquellos que eran reacios a la vacuna, se presenten con un PCR negativo», expresó Chihadeh, agregando que para sorpresa de la empresa, el 70 por ciento de la planta ya estaba vacunada. «Luego de ese pedido, el 30 por ciento que faltaba se presentó con su certificado de vacunación, así que en este momento tenemos un 100 por ciento del personal vacunado con una dosis y un 35% con la segunda dosis», detalló.

FUENTE (El Tribuno)