17/08/2022

El Cronista San Martín

Prof. Salvador Mazza – Salta – Republica Argentina. Portal de noticias Nacionales, Provinciales y Regionales.

Polémico proyecto: En el Monoblock Salta quieren transformar un espacio verde en cocheras

Hay polémica por un proyecto del consorcio para construir un estacionamiento. Vecinos y especialistas rechazan la modificación de este edificio histórico.

Vecinos que viven en el Monoblock Salta se oponen a la iniciativa del consejo de administración del consorcio que pretende instalar una cochera en el espacio verde del edificio, sobre la esquina de 25 de Mayo y Entre Ríos.

Este proyecto, que busca cambiar el uso de la plaza emblemática para instalar entre 20 y 30 lugares para estacionar, tendría el visto bueno de autoridades de Patrimonio, aunque aún no se presentó ninguna propuesta formal en ninguna oficina pública.

Arquitectas y especialistas en la obra de Eduardo Larrán consideraron que no se puede cambiar el uso del espacio verde ya que la plaza conforma una unidad con el edificio, que fue construido en la década del 60 y está a punto de ser declarado Monumento Histórico Nacional -solo falta la firma del decreto presidencial-.

Según manifestaron los vecinos, esta iniciativa tendría un fin económico: recaudar más dinero para los gastos comunes, ya que algunos propietarios, en general, jubilados, tienen ingresos bajos que no les permiten cubrir el costo de las expensas.

Quienes se oponen al proyecto consideran que la instalación de cocheras en el espacio verde no es una solución inteligente a ese problema y plantearán propuestas alternativas para que no avance la iniciativa que modificaría la obra ideada por el arquitecto Larrán y el paisajista Pradial Gutiérrez.

«Hay que buscar otras soluciones, no destruir el edificio», sostuvieron. «Tocar el edificio es un sacrilegio», agregaron.

Los vecinos se enteraron de esta iniciativa hace unos 10 días en una reunión de consorcio, aunque el análisis de esta propuesta comenzó hace varios meses. El sábado anterior por la mañana recibieron una nota en la que les pedían que respondan si quieren que se hagan las cocheras y, sin mayores explicaciones sobre el proyecto, aclaraban que la falta de contestación se tomaría como consentimiento. En el edificio hay muchos departamentos alquilados, por lo que muchos propietarios no van a responder.

El complejo habitacional tiene 160 departamentos. Fue considerado como un ejemplo de sustentabilidad por tener un espacio verde compartido que representa un pulmón para la ciudad. En muchas ocasiones se ha destacado que la obra es exponente de la arquitectura moderna en Salta y que tuvo un impacto social.
 

Ana Simesen de Bielke aseguró que «hay un grupo de vecinos que no está de acuerdo con este proyecto y, menos aún, con el argumento de la comisión de que es un «espacio vacío'». «Justamente Larrán, cuando hizo el proyecto arquitectónico, pensó en que hubiese un lugar arbolado, de recreación y demás. Por eso es Monumento Histórico», expresó la vecina.

«Esta plaza es para que los chicos jueguen y la gente se distraiga. Esto fue creado como una plaza abierta al principio. Luego se cerró y quedó como un espacio comunitario para el edificio», agregó otro.

Salteños que no residen allí también manifestaron en redes sociales su oposición. El periodista Luciano Tanto, en una publicación a la que describe como una «breve y parcial historia de traiciones a la urbanización de Salta», se refirió a esta idea como un «agravio urbanístico», aunque estimó que «esa no debe ser la intención de los vecinos que alientan la idea, seguramente buena gente que no termina de asumir el valor estético y no solo urbanístico del lugar donde viven».

Voces de especialistas

Consultada sobre la propuesta de construir decenas de plazas de estacionamiento en un jardín del Monoblock Salta, la arquitecta y estudiosa de la obra de Larrán, Cecilia García Ruffini, consideró que «no es negociable ni siquiera una». «El espacio verde tiene un uso diseñado y pensado», advirtió la experta.

«La plaza estuvo pensada por el arquitecto Larrán y por el paisajista Pradial Gutiérrez como un espacio de encuentro al aire libre, de juego, para socializar; no un espacio de estacionamiento», expresó y observó que «es una solución muy mala».

Explicó que la plaza del Monoblock Salta no es un lugar «vacío», como plantean quienes promueven la iniciativa de las cocheras. «Es una unidad indivisible junto con el bloque y permite una expansión de la vida de cada unidad funcional. No es algo para ser modificado. No es para guardar vehículos, es para encontrarse», aclaró la profesional.

García Ruffini aseguró que a lo largo de estos casi 70 años los vecinos mantienen bien la plaza: «Es muy agradable pasar por ahí. El peatón puede seguir disfrutando este espacio, aunque ya no es de uso público».

Consideró, además, que la declaratoria de Monumento Histórico Nacional les va a permitir a los vecinos conseguir fondos para realizar algunos trabajos que demanda el edificio.

«Es una plaza que les pertenece en pleno centro de Salta. Lo lujoso que tiene el Monoblock es su asoleamiento y su plaza», aseveró. «Las familias tienen el lujo de tenerla y los salteños, también: es un verde más del tejido urbano», agregó.

«Patrimonio público»

Un experto consultado manifestó que los vecinos que viven en el Monoblock Salta «son dueños de sus departamentos, pero no son dueños de lo que implica esa obra, ese complejo habitacional», por lo que «no pueden decidir sobre un espacio». Estimó que esta iniciativa se trata de una cuestión de ignorancia, más que de maldad.

Consideró que esta obra es un «patrimonio público» y que «hay una especie de propiedad pública sobre eso». Señaló que «no se puede tocar sin el permiso de la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos».

Se refirió al problema habitacional en una ciudad que creció de manera caótica y habló de este edificio como «un espacio privilegiado» en el macrocentro, que tiene «un jardín propio que era público».

«Es un ejemplo de una posibilidad de vivir mejor. Esa era la idea de Larrán, que en Salta está cada vez más lejos», lamentó.

   El Monoblock Salta, construido en la década del 60. Archivo 
 

Desde Nación lo ven factible pero desde la Copaups, no

El arquitecto Jorge Nieto, quien es asesor honorario de la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos y promotor de la declaratoria del Monoblock Salta como Monumento Histórico Nacional, reveló que no le parece descabellado el proyecto de instalar cocheras en la plaza del edificio y señaló que le preocupan más otras cosas.
Desde la Comisión de Preservación Arquitectónico Urbanístico (Copaups) expresaron que no es posible llevar adelante esta iniciativa. Dijeron que conocen esta propuesta de manera informal y que no hay ningún expediente en trámite.
Hace varios meses, Nieto fue consultado sobre la propuesta de la playa de estacionamiento y hace un mes y medio se reunió con autoridades del consorcio y con otros arquitectos para interiorizarse. 
Aseguró que hasta ahora “no hay ninguna aprobación, solo consultas con condicionantes y pedido de tratamiento con acuerdo interno”.
“A mí, en lo concreto, no me parece descabellado”, manifestó quien fuera durante años subsecretario de Patrimonio Cultural de la Municipalidad de Salta. Contó que puso dos condiciones para llevar el proyecto ante la Comisión Nacional: que haya un proyecto y que sea tratado internamente, con la aprobación de todos los vecinos. Aseguró que aún no recibió ningún documento.
Nieto se mostró más preocupado por la contaminación visual de la fachada norte, donde hay muchos cables y distintas intervenciones que hicieron los vecinos en sus viviendas, y por los ladrillos que se revientan en la fachada sur. “Eso me preocupa más que el otro tema”, aclaró y pidió al consorcio que acompañen el proyecto de estacionamiento con una propuesta para mejorar la estética de la fachada norte.
“En estas cuestiones patrimoniales, lo peor que puede pasar es no acompañar y dialogar porque a veces la gente lo hace igual”, manifestó Nieto. “En los procesos de declaratoria, hay que ser respetuoso de las necesidades que plantea la gente y ver cómo acompañar”, agregó.
“Estas cosas deben enseñar a involucrarnos. Cuando se actúa desde la soberbia y de manera unilateral no se llega de la mejor forma”, evaluó.

Desde la Copaups


El arquitecto Ignacio Cornejo, vocal del directorio de la Copaups, manifestó que no se puede modificar el jardín del Monoblock Salta porque es un edificio protegido con categoría contextual. Señaló que solo hubo una reunión en la que se planteó esta posibilidad, pero “no hay ningún expediente formal con proyecto”. 
“Cocheras solo pueden hacerlas si lo hacen subterráneo. No les permitimos de otra manera”, agregó el funcionario.

FUENTE (El Tribuno)