07/10/2022

El Cronista San Martín

Prof. Salvador Mazza – Salta – Republica Argentina. Portal de noticias Nacionales, Provinciales y Regionales.

¿Mercedes volverá la punta en un circuito que Lewis Hamilton domina como ningún otro?

Los callejeros solo le dieron dolores de cabeza a Mercedes. La sucesión de Montecarlo, donde rescató 7 puntos con Lewis Hamilton, y Bakú, de donde se fue sin nada, hizo que el equipo campeón de la Fórmula 1 perdiera la punta con Max Verstappen y Red Bull en los campeonatos de pilotos y constructores. Pero el regreso a un circuito tradicional como el de Paul Ricard alimenta las expectativas en la sede de Brackley.

Desde su retorno al calendario en 2018 después de una pausa de 28 años, este circuito francés es dominada por Mercedes y Hamilton. En estos dos Grandes Premios desde entonces -en 2020 el GP de Francia se canceló por la situación sanitaria debido al coronavirus-, el heptacampeón hizo la pole y ganó las carreras. Incluso, los domingos lideró todas las vueltas excepto la primera.

Si bien Valtteri Bottas marcó el ritmo en el primer contacto con la pista y el inglés se colocó segundo a solo 375 milésimas, Hamilton fue lapidario al responder cuán distinto había sentido el rendimiento de W12 respecto a las últimas dos carreras. “No muy diferente, para ser honesto”, confesó en declaraciones recogidas por Sky Sport.

«Aunque la posición es bastante diferente a la de Mónaco y Bakú, ha sido una gran lucha este fin de semana, probablemente para todos. No sé si es la superficie de la pista, o la temperatura, o estos neumáticos inflados, porque las presiones son más altas que nunca, es difícil de decir, pero todos estábamos deslizándonos por la pista», explicó quien fue tercero en la segunda sesión que dominó Verstappen. En su análisis, igualmente, rescató que “los tiempos no parecen malos” y están en la batalla, “así que eso es positivo”.

El inglés no hizo referencia al cambio de chasis que mostró el Mercedes este fin de semana, un movimiento planificado con anterioridad por la escudería alemana, pero a la que le restaron importancia tanto el jefe del equipo, Toto Wolff, como sus pilotos. “Es difícil decir si es el chasis o las condiciones de la pista, pero la sensación es mucho mejor que hace dos semanas, eso es seguro. Puedo confiar en el coche y esa es la mayor diferencia«, remarcó Bottas, que se mantuvo delante de Hamilton en las dos actividades del viernes después de las decepciones en Mónaco -cuando tuvo que abandonar por el percance con la rueda- y Bakú, donde empezó mal -llegó recién el jueves a la noche por un problema con su vuelo- y terminó peor (P12).

Después de hacer cambios en la configuración en el Red Bull, Verstappen pudo terminar el primer día en Francia con una sonrisa, al quedarse con el mejor tiempo. “En la P1 no estaba contento, incluso al comienzo de la P2 -reconoció-, pero con el segundo juego de neumáticos el coche se ha sentido mucho mejor. Es difícil decir dónde estaremos el sábado y nunca se sabe qué encontraran los rivales de la noche a la mañana, pero las tandas largas parecieron decentes, así que espero una clasificación muy apretada y definitivamente no será fácil».

Si bien Charles Leclerc fue el poleman de los últimos dos sábados -con sesiones que finalizaron antes de lo previsto por accidentes-, la situación para Ferrari parece muy distinta lejos de los callejeros, ya que en el primer entrenamiento ni el monegasco ni Carlos Sainz pudieron terminar entre los 10 primeros.

«Parece que está entre nosotros y Red Bull. Estoy seguro de que tienen mucho más por venir y nosotros también», auguró Bottas, que fue segundo en las últimas dos clasificaciones en Francia. Consultado sobre si podrían desafiar a Mercedes nuevamente, Verstappen opinó: “Es difícil de decir, pero para nosotros hoy fue bueno”.

En una primera jornada en la que el viento complicó los entrenamientos – y que podría volver a presentarse durante el fin de semana-, las apuestas están sobre los dominadores del campeonato. Mientras que en la zona media el que parece haber recuperado terreno es Alpine, dispuesto a apelar al conocimiento del circuito donde es local para meterse en el top 5 por primera vez en el año, lo que representaría una inyección de confianza desde aquel segundo puesto de Esteban Ocon en el GP de Sakhir del año pasado, cuando la escudería aún se llamaba Renault.

FUENTE