01/12/2022

El Cronista San Martín

Prof. Salvador Mazza – Salta – Republica Argentina. Portal de noticias Nacionales, Provinciales y Regionales.


Más peronismo con los trabajadores a la cabeza

Concentración y reclamo de los movimientos populares en la 9 de Julio

Las organizaciones cercanas al Gobierno pidieron terminar con las internas de Palacio, mayor participación de los trabajadores para la transformación política y control de la inflación y de los monopolios. «Le decimos a nuestro Presidente que tome las medidas necesarias para frenar la inflación y controlar a los monopolios que se llevan toda la riqueza. Nosotros vamos a estar en la calle para defenderlo», dijo Carlos Alderete desde el escenario. Pantalla con Milagro Sala. Traslado de la Virgen y San Cayetano. Y la Unidad como canto. 

Por Melisa Molina

2 de mayo de 2022 – 02:08

Ante miles de personas, los referentes hablaron desde el escenario montado en la 9 de Julio.
Ante miles de personas, los referentes hablaron desde el escenario montado en la 9 de Julio.

Los movimientos populares, nucleados en la UTEP, realizaron este domingo una masiva movilización por el día del trabajador en Capital Federal que tuvo su epicentro en 9 de julio y Avenida de Mayo. Ante miles de personas los cinco oradores y representantes de la comisión directiva de la organización, Gildo Onorato; Juan Carlos Alderete; Norma Morales; Dina Sánchez y Esteban «Gringo» Castro pidieron por la Ley General de Tierra, Techo y Trabajo, que propone concretar 375.000 soluciones habitacionales con un presupuesto inicial de 420 mil millones de pesos para atender la emergencia y generar tres millones de puestos de trabajo. Además, llamaron a recordar las «gestas del movimiento obrero» y no faltaron los mensajes al interior de la coalición oficialista, ya que pidieron «terminar con las peleas de palacio cuando los problemas reales están en la calle, en los barrios». Los representantes de las agrupaciones reclamaron al gobierno «que los trabajadores sean protagonistas de la transformación política sin paternalismo y sin que nos vengan a explicar cómo son las cosas».

El Gringo Castro, Secretario General de la UTEP, remarcó que «los trabajadores y trabajadoras, los más humildes de la Patria, ya están resolviendo el problema de la Argentina. Vengan a nuestros barrios, miren lo que hace mi pueblo y van a ver lo que es construir esta Patria». En otro fragmento de su discurso resaltó que «por más que hablemos de las peleas internas, nuestra tarea es hacer aportes a la unidad porque si Macri no renovó su mandato fue porque, además de hacer mal las cosas, los trabajadores nos unimos y generamos también unidad política». 

Además de los cinco representantes de la UTEP que tomaron la palabra, también se sumó de forma virtual la dirigente social, Milagro Sala, líder de la Tupac Amaru y presa política en la provincia de Jujuy, bajo el gobierno de Gerardo Morales. La referenta social resaltó que «lamentablemente en Jujuy los presos políticos seguimos siendo rehenes de Morales. El lawfare existe y sigue en vigencia. Simplemente quiero decirles que la grieta está entre los pobres y los poderosos. La única manera que tenemos de cambiar la historia es si nos organizamos desde abajo hacia arriba».

La CGT, en tanto, decidió no movilizar este 1° de Mayo, pero emitió un comunicado en el que destacó que «el contexto socio-económico en nuestro país es preocupante; la inflación erosiona los salarios y los ingresos, y con mayor gravedad impacta en los más vulnerables». Además, subrayaron que «la desigualdad social hoy resulta intolerable». El que sí envió su adhesión a la movilización, sin embargo, fue uno de los secretarios generales de la Central y líder de Camioneros, Pablo MoyanoLa Cámpora tampoco estuvo presente y decidió celebrar el día del trabajador el sábado en Baradero, donde su líder y presidente del PJ bonaerense, Máximo Kirchner, cerró un plenario sindical del partido (ver aparte).

La movilización del domingo comenzó temprano, cerca de las 10. Las columnas de trabajadores avanzaban desde la autopista 25 de Mayo a lo largo de la 9 de julio. Con la imagen de Evita de fondo, se podían apreciar las banderas de las agrupaciones Somos Barrios de Pie, Movimiento Evita, el Frente Darío Santillán, la CCC, entre otras. Algunos de los que marchaban llevaban sus rastrillos y sus mezcladoras de cemento, y había máquinas de coser y telas. Entre varios trabajadores también llevaban la figura de la virgen María y la de San Cayetano. De fondo sonaba el cántico que dice: «unidad de los trabajadores y al que no le gusta, se jode, se jode». Cuando comenzó el acto, la locutora remarcó que «lo que nos falta no es trabajo, sino derechos laborales». 

Sobre el escenario, entre otros, estuvieron los legisladores Leonardo Grosso; Natalia Zaracho; Federico Fagioli; Natalia Souto y Eduardo Tonioli. También Juan Grabois, de la CETEP; Emilio Pérsico del Evita; Alejandro «Coco» Garfagnini de la Tupac Amaru y Daniel Menéndez de Barrios de Pie. Abajo, en primera fila, estaban Fernando «Chino» Navarro, del Evita y funcionario de la Jefatura de Gabinete, y el exsenador Juan Manuel Abal Medina. Los discursos comenzaron pasadas las 14.

El primer orador fue Onorato, secretario gremial de la UTEP, quien dio un discurso contundente. «Los días más felices fueron peronistas, pero no sólo por el peronismo, sino porque el 80 por ciento de los ministerios de Perón estaban ocupados por la clase trabajadora», expresó. En esa línea, pidió que «si quieren hacer peronismo es con los trabajadores encabezando las transformaciones de la democracia, en el gobierno, en el palacio y en la calle». El dirigente resaltó que uno de los grandes problemas actuales es que «muchas leyes centrales para el sector duermen en el Congreso. Parece que los legisladores no se hacen cargo». «Por eso venimos a plantear que es urgente la ley de TTT y que vamos a iniciar en este 1° de Mayo un plan de movilizaciones de lucha a nivel nacional para que laburen de una vez por todas«, añadió.

Onorato también criticó a los formadores de precios y aclaró que «hay que frenar la ofensiva sobre nuestra democracia de los grandes ganadores de las crisis y de aquellos que juegan con la comida de nuestros hermanos«. «Vamos a poner a los movimientos populares a la cabeza de la lucha contra los monopolios», adelantó y opinó que «cuando el Estado es débil pierden los que siempre han perdido». «A los compañeros del Ejecutivo les decimos que no alcanza con el plan 2030, ni con dos millones de puestos de trabajo. Hay 18 millones de pobres en la Argentina que no pueden esperar más«, dijo. En diálogo con Página12, y antes de ir a comer locro con sus compañeros de Movimiento Evita, Onorato indicó sobre el proyecto a la renta extraordinaria que anunció el ministro de Economía, Martín Guzmán, «tiene que avanzar y estamos dispuestos a ayudar en la elaboración de esa Ley urgente para saldar la deuda interna. Estamos esperando que se presente y si no se presenta nuestros legisladores la van a empezar a elaborar«.

A su turno, Dina Sánchez, del Frente Darío Santillán resaltó que «durante estos años de pandemia demostramos que somos esenciales y la deuda es con nosotros». Luego destacó que si bien en la Argentina siempre se habla de la pobreza, nunca se discute la riqueza. «¿Cuándo van a pagar los que más tienen y se siguen enriqueciendo a costa de nuestro sacrificio?», se preguntó y aclaró: «hoy venimos con propuestas bien concretas y necesitamos que el Congreso y el Ejecutivo nos escuche«. Alderete decidió hablarle directo al presidente Alberto Fernández: «Le decimos a nuestro Presidente que tome las medidas necesarias para frenar la inflación y controlar a los monopolios que se llevan toda la riqueza. Nosotros vamos a estar en la calle para defenderlo». Norma Morales, en tanto, agregó «no puede ser que estemos con discusiones bobas. Nuestro pueblo nos necesita y hay que estar a la altura».

En diálogo con Página12Juan Grabois resaltó que «la movilización no es ni en contra ni a favor de nadie. Dentro de la UTEP confluyen muchos posicionamientos políticos, pero tenemos una agenda compartida y un pliego de reclamos muy concretos». «Hay medidas que nos parecen bien y las apoyamos, como el bono que se entregó y que debe ser un primer paso a un salario básico universal», dijo. En ese sentido, aclaró que es muy diferente generar nuevos derechos a poner «parches». «Este gobierno tiene la oportunidad histórica de dejar un derecho laboral que es el salario básico universal y puede hacerlo porque hay absoluta factibilidad presupuestaria, depende sólo de la voluntad política«, opinó.

Otro de los reclamos de la UTEP, recordó Grabois, es que «así como el movimiento feminista tuvo su reconocimiento con el ministerio de la Mujer, creemos que tiene que haber un ministerio de la economía popular». El dirigente social, en línea con lo que dijo Onorato, adelantó que «en los próximos meses habrá más movilizaciones porque se necesita una reacción muy fuerte por parte del gobierno en términos de agenda social». «No veo falta de voluntad, sino de priorización. Creo que un gobierno es la suma de dos cosas: de lo que quieren hacer los gobernantes y de lo que el pueblo movilizado logra poner en agenda. Hay propuestas en el FDT, como la Ley de renta extraordinaria que anunció Guzmán o la de los senadores que propone crear un fondo soberano, que son buenas, pero hay que empujarlas para que dejen de postergar».