19/05/2022

El Cronista San Martín

Prof. Salvador Mazza – Salta – Republica Argentina. Portal de noticias Nacionales, Provinciales y Regionales.

Los puestos de Salvador Mazza recaudan más de $400 millones

8 DE NOVIEMBRE 2021 – 02:04 La semana de intendencia interina sacó a luz cifras sorprendentes sobre la contribución por actividades varias y la tasa de reconstrucción de pavimento. En ocho días ingresaron $9.288.580.

Los puestos de Salvador Mazza recaudan más de $400 millones
El desfile de camiones es incesante y todos pagan los gravámenes impuestos en Salvador Mazza

Por largo tiempo, las sumas recaudadas por los pagos a cuenta de la contribución por actividades varias y la tasa de reconstrucción de pavimento fueron un secreto de Estado en Salvador Mazza. En los pedidos de informes al Ejecutivo, el Concejo del intervenido municipio fronterizo chocó con un frontón, al punto de que ediles estimaban que este año los ingresos ascenderían a cerca de $60 millones.
La breve intendencia interina de la titular del cuerpo, María Esther Valdiviezo, bastó para confirmar que esa estimación -incorporada a través de testimonios en la causa que hoy tiene al destituido intendente Rubén Méndez acusado como jefe de una asociación ilícita- quedó bastante corta.

En los ocho días de la gestión interina de Valdiviezo, las bocas de cobro de Guandacarenda y Arenales aportaron al tesoro comunal $9.288.580, lo que da un promedio diario de $1.161.072 y lleva el total de la recaudación anual a cerca $424 millones, teniendo en cuenta que esos puestos funcionan los 365 días del año, mañana, tarde y noche. 
En una conferencia de prensa que ofreció días atrás junto a su par Fabián Renfiges, Valdiviezo hizo notar que en años anteriores ingresaban a Salvador Mazza muchos más camiones, por lo que los ingresos debieron ser todavía más elevados y suficientes para resolver problemas estructurales en la localidad. “El Municipio era administrativa y contablemente un caos”, sostuvo la concejala, quien aclaró que, más allá del desacuerdo expresado ante la salida institucional que eligió el gobierno provincial, el Concejo acompañará a la gestión del interventor Adrián Zigarán promoviendo “orden y transparencia” en la administración del Municipio.

Los puestos que cobran la tasa de reconstrucción de pavimento y los pagos a cuenta de la contribución por actividades varias ocupan un lugar central en la causa que hoy tiene a Méndez imputado por enriquecimiento ilícito y como organizador de una asociación ilícita integrada por familiares directos, parientes cercanos y funcionarios de su confianza. 
Los fiscales Ana Inés Salinas Odorisio y Pablo Cabot, quienes también promovieron cargos por negociaciones incompatibles, incumplimientos de deberes y peculado contra el desplazado jefe comunal y otras 11 personas imputadas, sospechan que sumas millonarias recaudadas en esas bocas de cobro se desviaron hacia el patrimonio familiar de los Méndez. Los registros que expuso públicamente Valdiviezo, tras su gestión interina al frente del Ejecutivo municipal, reafirman esa presunción. 

En el control de la quebrada Guandacarenda, establecido en el acceso sur de Salvador Mazza, se cobra a transportistas la tasa de reconstrucción de pavimento que se impuso en la localidad fronteriza a través de una ordenanza de 2004.
La boca de cobro opera los 365 días del año, mañana, tarde y noche. La tasa se paga de contado. Los comprobantes que reciben los transportistas se imprimen con un programa informático interno que no ofrece las mínimas garantías.

En el puesto Arenales se recauda en condiciones similares la contribución que se estableció en Salvador Mazza como pago a cuenta por actividades comerciales, industriales o de servicios. En este caso se cobra el 1,5% neto de las facturas.
En base a testimonios y elementos probatorios sumados en la investigación preliminar, la Unidad Fiscal de Delitos Económicos Complejos estableció que las recaudaciones de ambos puestos eran retiradas diariamente por un hermano del destituido intendente, Juan Marco Méndez, y otros funcionarios designados por el jefe comunal. Se constató que el dinero, transportado en bolsos verdes, no siempre terminó en la Tesorería o en la cuenta oficial del municipio en el Banco Macro. Con seguimientos discretos, la Unidad Fiscal determinó que más de un bolsín terminó vaciado en una propiedad de Méndez.