17/08/2022

El Cronista San Martín

Prof. Salvador Mazza – Salta – Republica Argentina. Portal de noticias Nacionales, Provinciales y Regionales.

¡La Selección ya está en la Argentina!

Los futbolistas salieron en un vuelo privado y se dirigirán al predio de Ezeiza donde serán recibidos por una multitud. El presidente Alberto Fernández podría pasar a saludar a los jugadores.

Los campeones de América que le ganaron la final a Brasil pisaron suelo argentino. La delegación Albiceleste proveniente del vecino país aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza y se dirige al predio de la AFA donde está previsto que reciban la visita del presidente de la Nación, Alberto Fernández. El combinado nacional viene de conseguir un triunfo histórico donde se cortó una racha sin títulos de 28 años.

El vuelo partió desde Río de Janeiro a las siete de la mañana con destino a Buenos Aires. Los campeones de América, casi sin dormir y después de una madrugada de festejo, regresan al país en el que serán ovacionados por una multitud que los esperará en el predio de Ezeiza. Una espera que tardó 28 años y que afortunadamente no se hizo más larga gracias a la victoria por 1-0 ante Brasil, en el Maracaná.

El arribo de los campeones está custodiado por una gran cantidad de efectivos y controles policiales apostados sobre la autopista Riccheri, lugar en el que se congregaron los hinchas. También hubo alrededor de 20 motos que acompañar el traslado del plantel desde el aeropuerto al predio.

Festejos en el avión

A través de las redes sociales, los futbolistas argentinos mostraron parte de la intimidad sobre el vuelo que los trae de regreso a nuestro país. Rodrigo de Paul fue uno de los que registró en imágenes parte del festejo con canto, bailes y bebidas alcohólicas como fernet y cerveza.

Se puede ver a Nicolás Otamendi bailando y cantando, a Angelito Correa muy feliz junto a Nico González y a los jóvenes Molina Lucero y Julián Álvarez festejando un logro que nunca olvidarán.

La Copa América también tiene un lugar privilegiado en uno de los asientos del avión y se puede ver cómo los futbolistas la tocan y la besan constantemente.

FUENTE (El Tribuno)