30/01/2023

El Cronista San Martín

Prof. Salvador Mazza – Salta – Republica Argentina. Portal de noticias Nacionales, Provinciales y Regionales.


La provincia reasignará recursos de Fondos de Bosques para luchar con las incendios 

En tres meses, el fuego consumió 50 mil hectáreas de bosque nativo en Salta

Lo confirmó el gobierno provincial. La degradación ocurrió tan sólo en los meses más secos de 2022. Gran parte, en el departamento Orán. El peligro: la constante presión de la matriz productiva sobre la Reserva de Biosfera. 

Por Analía Brizuela

8 de noviembre de 2022 – 02:25

El fuego en el bosque seco de las Yungas salteñas. 
El fuego en el bosque seco de las Yungas salteñas. 

Mientras el fuego a mediados de septiembre fue controlado en las Yungas jujeñas que forman parte de la Reserva de Biósfera, desde agosto los incendios forestales continúan diezmando diferentes pisos del bosque montano y la selva de yunga salteña. La cifra de 50 mil hectáreas consumidas por el fuego la dio ayer el subsecretario de Defensa Civil del Ministerio de Seguridad y Justicia salteño, Jorge Arce

En conferencia de prensa, autoridades del gobierno aclararon que la mayoría de los incendios se ubican en zona de bosques. Frida Fonseca, secretaria de Seguridad, y Alejandro Aldazábal, secretario de Ambiente, pidieron repetidas veces a la población no realizar quemas, mucho menos en un momento tan crítico debido a la baja humedad ambiental.

El incendio que hoy devora buena parte de la Reserva de Biósfera de Yungas fue creciendo en magnitud con el paso de los meses. Sin embargo, a principios de octubre ya se registraban tres grandes focos en el área que abarca desde la ruta provincial 18 hasta el límite entre las provincias de Salta y Jujuy. Amenazaban peligrosamente con unirse y, como una profecía autocumplida, se unieron en uno solo los primeros días de noviembre.

El avance de los focos ígneos. 

La Comunidad del Pueblo Kolla Tinkunaku alerta sobre los focos desde principios de octubre, tanto a las autoridades de la provincia como al municipio de San Ramón de la Nueva Orán. “Más allá de la buena voluntad, no tienen los recursos. Nosotros ya somos alrededor de 25 personas listas para trabajar contra el fuego”, dijo a Salta/12 María Canabiri, autoridad de esa comunidad ubicada al noroeste de la comuna del departamento Orán.

El domingo último se reunieron en asamblea para decidir qué hacer. Primero, con los animales (ganado ovino y bovino) que tienen en la zona que se incendia pastando libremente; segundo, los lugares críticos donde trabajar estrategias preventivas (zanjas y zonas húmedas) para que los focos no se encaminen hacia la población que habita en los ayllus Los Naranjos y Río Blanquito. La comunidad Tinkunaku espera que parte de la segunda camada de brigadistas del Servicio Nacional de Manejo del Fuego que llega mañana a Orán se integre al trabajo de los comuneros en su territorio originario. “Nosotros somos la Reserva de Biósfera y el fuego avanzó bastante”, recordó Canabiri. “El municipio envió a los bomberos y a Defensa Civil a recorrer la zona» y les informaron que «recién» el miércoles llegarán los brigadistas nacionales, contó Canabiri. 

Durante la conferencia de prensa del Gobierno de Salta, Fonseca aclaró que 56 brigadistas del Servicio Nacional de Manejo del Fuego arribaron ayer lunes al departamento Orán, mientras que otros 45 arribarán mañana miércoles. Se unen a los 30 brigadistas que trabajaron en Salta capital en el incendio del cerro 20 de Febrero. Ese grupo llegó a Salta como recambio de quienes trabajaron todo el mes pasado en la zona de Valle Morado, dentro del municipio de Urundel (Orán) y muy próximos a la frontera con Jujuy. Llegaron a la zona después que el gobierno de Gerardo Morales alertara a Salta sobre la proximidad de una de las masas ígneas activas con áreas de reserva como El Pantanoso (privada) y Parque Nacional Calilegua.

Más de cien días bajo el humo 

La población en las localidades de Colonia Santa Rosa y San Ramón de la Nueva Orán convive con el humo de los incendios hace 111 días. La acción del viento provocó que el humo llegue incluso a la ciudad de Salta, se puede observar desde la misma casa Casa de Gobierno en la ciudad de Salta, y están también las imágenes satelitales que ya se encuentran disponibles en la web. “La situación está bastante complicada. En Colonia Santa Rosa no vemos el sol hace días debido al humo. Ayer llegamos a los 35 grados”, contó a Salta/12 Sandro Leguizamón, periodista de esa localidad.

El intendente de San Ramón de la Nueva Orán, Pablo González, detalló que en toda el área que se incendia hace tres meses dentro de la Reserva de Biósfera trabajaban hasta ayer 95 personas. “Son 32 brigadistas de Nación. A ellos se suman 6 bomberos de Policía de Orán, 12 bomberos voluntarios y 5 efectivos de Defensa Civil, todos de Orán”. A esa lista la completan “20 personas que dispuso Isla de Cañas (en el departamento Iruya) y otras 20 de Río Blanquito y Angosto del Paraní”. Los dos últimos parajes, de ayllus y grupos familiares, se encuentran dentro de la Comunidad Kolla Tinkunaku. “Estimamos unas 12 mil hectáreas afectadas por este incendio”, aseveró Gonzalez, “que en línea recta, abarca desde La Mamora (en el sur boliviano) hasta Ledesma (departamento de Jujuy)”.

El humo permite contados vuelos hidrantes. 

Si bien no tuvieron que evacuar población debido a los incendios, González confirmó la densidad de la nube de humo que se mantiene inmóvil sobre la zona. “Mañana (por hoy) ya seremos unas 200 personas trabajando en diferentes puntos. El trabajo se maneja por tierra, porque el humo no permite visibilidad al tráfico aéreo. Como se evalúa minuto a minuto, si en algún momento del día hay visibilidad, los aviones y helicópteros llegarán a Orán desde Salta (capital) para trabajar en los puntos donde se pueda”, dijo el intendente. 

Dos temas pendientes

Con el humo de los incendios forestales sobre la ciudad de Salta rodeando Casa de Gobierno en el barrio Grand Bourg, el secretario de Ambiente, Alejandro Aldazábal, dijo ayer en la conferencia de prensa que su área trabaja con la Secretaría de Seguridad de Salta para ejercer un mayor control sobre la tala ilegal de bosques. “Realizamos operativos sobre la ruta nacional 86 y continuaremos trabajando”, aseguró a Salta/12. Es un problema en ciernes, porque tras las lluvias, todos los bosques afectados por los incendios serán espacios abiertos a la depredación de quienes comercian con maderas de diferentes ejemplares.

Otro tema fue la fiscalía penal ambiental, una iniciativa dormida en la Cámara Baja salteña y que forma parte de un proyecto más amplio presentado por el senador mandato cumplido Roberto Gramaglia. “Vamos a esperar que pase todo esto (por los incendios) para activar ese proyecto”, respondió la secretaria de Seguridad Frida Fonseca a la consulta de este medio. La iniciativa cuenta con media sanción del Senado. “Fue un trabajo amplio, en el que tuve en cuenta el Acuerdo de Escazú”, detalló Gramaglia al ser consultado sobre su propuesta. “Sin excluir la jurisdicción de los distritos judiciales, la iniciativa propone contar con fiscales según cuencas hidrográficas como ser Itiyuro-Pilcomayo, la cuenca alta del Bermejo, la del Bermejo inferior o la del río Juramento”, entre varias otras. “De esa forma”, explicó Gramaglia, “un fiscal queda facultado a seguir una causa iniciada en su jurisdicción a través del sistema de las cuencas”.

El trabajo de topadoras abriendo picadas en el humo. 

Los incendios forestales también consumen hectáreas fuera del espacio de la Reserva de Biósfera de Yungas. En el municipio de General Ballivián (departamento San Martín), un incendio forestal de grandes proporciones consume parte del bosque montano (no catalogado por UNESCO en su momento). El área se extiende desde un sector del río Grande de Tarija a la altura del paraje Solasuty hasta el límite de la zona boscosa con el área agrícola que bordea la ruta provincial secundaria 140. Al norte de río Pescado se incendian hace días áreas boscosas próximas al paraje Peña Colorada en Orán. Ese foco se encuentra muy cerca de un límite de la reserva provincial Laguna Pintascayo.

También se registran incendios en el municipio Aguaray (departamento San Martín), más precisamente en la zona de Acambuco, al sur de los parajes Campo Largo y Macueta. Bomberos de Aguaray que participaron en los incendios del cerro 20 de Febrero en Salta capital dijeron a este medio que la petrolera Pan American Energy con pozos en la zona de los incendios forestales se ocupa de mantener controlado el fuego en el área de la empresa y que no presta ninguna colaboración a los pobladores. Tampoco al puñado de guardaparques de la zona de Reserva en Acambuco, casi al límite con Bolivia. Solamente Salvador Mazza aparece como un espacio libre de humo. “Aquí tenemos todo controlado”, aseguró Salvador Valente a Salta/12, pese a que en redes sociales algunos medios de esa ciudad fronteriza alertaron sobre incendios próximos al área urbana, por el barrio Los Cerritos.

Salta no registra ningún caso judicial por daño ambiental debido a incendios”, aseguró el titular de la Secretaría de Ambiente a la prensa. Es difícil ejercer el cuidado del entorno sin sanciones por parte del Estado. Tampoco sin controles estrictos y permanentes. El área que se degrada es fundamental por la biodiversidad que resguarda. De seguir así, sólo quedarán registros de su existencia en la folletería turística. La reasignación de una parte de los Fondos de Bosques que proviene de Nación permitirá solventar recursos que actualmente intentan controlar el fuego en las áreas más críticas: la ruta provincial 18 al norte y el área donde viven las comunidades kollas de Tinkunaku; Valle Morado sobre el límite con Jujuy. Ayer una parte del incendio había cruzado el río Riacho Seco y se encontraba a menos de 3 kilómetros de la reserva privada El Pantanoso.