26/05/2022

El Cronista San Martín

Prof. Salvador Mazza – Salta – Republica Argentina. Portal de noticias Nacionales, Provinciales y Regionales.

La primera atleta transgénero en los Juegos Olímpicos

El Comité Olímpico de Nueva Zelanda publicó este lunes la lista de deportistas que participarán en los Juegos Olímpicos de Tokio, entre los que se encuentra la pesista Laurel Hubbard, quien será la primera atleta transgénero en acudir al evento máximo del deporte mundial.

«Me siento agradecida y humilde por la amabilidad y el apoyo que me han brindado tantos neozelandeses», expresó Hubbard, de 43 años de edad y quien comenzó en 2012 su proceso de cambio de sexo, en un comunicado.

El organismo olímpico neozelandés remarcó que Hubbard cumplió con los criterios de elegibilidad, tanto de la Federación Internacional de Halterofilia, el Comité Olímpico Internacional (COI) y de Nueva Zelanda, incluyendo los referidos al cambio de sexo.

«Reconocemos que la identidad de género en el deporte es una cuestión muy sensible y compleja que requiere un equilibrio entre los derechos humanos y la equidad en el terreno de juego«, indicó Kereyn Smith, director general del Comité Olímpico de Nueva Zelanda.

Hubbard ganó una medalla de plata en el Campeonato del Mundo de 2017 y fue sexta en 2019, tras recuperarse de una importante lesión mientras competía en los Juegos de la Commonwealth de 2018.

Ya tenía asegurada una plaza olímpica al quedar en séptima posición en la categoría +87 kilos y  como primera haltera de Oceanía en la lista final de la Federación Internacional de Halterofilia.

«Cuando me rompí el brazo en los Juegos de la Commonwealth hace tres años, me dijeron que mi carrera deportiva probablemente había llegado a su fin. Pero su apoyo, su ánimo y su aroha (amor, en maori) me llevaron a través de la oscuridad», precisó.

El mejor registro total de Hubbard en la clasificación es de 285 kilos, lo que la coloca entre las olímpicas más destacadas y con posibilidades de colgarse una medalla en la capital japonesa.

En 2015, el COI publicó unas pautas que permiten a cualquier atleta transgénero competir como mujer siempre que sus niveles de testosterona estén por debajo de 10 nanomoles por litro durante al menos 12 meses antes de su primera competición.

Laurel Hubbard será la primera atleta transgénero en unos Juegos Olímpicos. Foto Mark Schiefelbein/AP

Laurel Hubbard será la primera atleta transgénero en unos Juegos Olímpicos. Foto Mark Schiefelbein/AP

La reacción de sus rivales

A principios de este mes, cuando se supo que Hubbard competiría en Tokio, la noticia generó un gran revuelo entre sus rivales, quienes se mostraron en contra de su participación debido a su condición física, la cual -a su entender- las dejaría en desventaja y sería injusto tanto para ellas como para el torneo.

Una de las pesistas que hizo su manifiesto fue la belga Anna Van Bellinghe: «Apoyo completamente a la comunidad transgénero y lo que voy a decir no proviene de un rechazo a la identidad de esta deportista. Cualquiera que haya entrenado en halterofilia sabe que esta situación es injusta para el deporte y para los deportistas».

De todas formas, el Comité Olímpico no estuvo de acuerdo con el reclamo de las atletas, ya que el reglamento estipula que cualquier mujer transgénero puede participar si su nivel de testosterona no supera los diez nanomoles durante todo el año anterior.

FUENTE (Clarín)