HOSPITAL SAN BERNARDO - El Cronista San Martín" /> HOSPITAL SAN BERNARDO - El Cronista San Martín" />
17/05/2022

El Cronista San Martín

Prof. Salvador Mazza – Salta – Republica Argentina. Portal de noticias Nacionales, Provinciales y Regionales.

HOSPITAL SAN BERNARDO

El San Bernardo tuvo un fuerte aumento de la facturación en 2021 y recaudó $322 millones

30 DE ABRIL 2022 – 02:06

 Los ingresos por parte del IPS fueron cuatro veces más altos que en 2020. El programa nacional Plan Sumar aportó nueve veces más que en 2019.

El San Bernardo tuvo un fuerte aumento de la facturación en 2021 y recaudó $322 millonesVista del frente del hospital San Bernardo.

El año pasado el hospital San Bernardo recaudó 899,08% más que en 2019 por el Plan Sumar, un programa nacional que subsidia prestaciones a pacientes que no cuentan con obra social ni prepaga.

Se trata de $16,5 millones que el nosocomio cobró en 2021 por prestaciones básicas y prestaciones COVID-19. El cálculo interanual se refiere a valores absolutos, sin incorporar el factor inflacionario que hubo en esos años.

Estos datos surgen del Informe de Gestión 2021, que presentó el jueves último el equipo de gerencia del hospital San Bernardo.

De acuerdo con este informe, el Instituto Provincial de Salud (IPS) de Salta representó un 33,03% de la facturación total, por prestaciones realizadas a pacientes que tienen cobertura de esta obra social. Esto significó más de $107 millones.

En 2021, el San Bernardo facturó, en total, más de $322 millones, lo que implicó un aumento de más del 85% con respecto al año anterior.

Desde el nosocomio informaron que la productividad, que representan ingresos para los trabajadores, aumentó un 88,85% con respecto a 2020.

Consultado por el exponencial aumento en la recaudación del hospital por el Plan Sumar, el gerente Pablo Salomón comentó que optimizaron todas las prestaciones que entran por este programa: «En gestiones anteriores, estas pasaban desapercibidas. Nuestra impronta es el recupero de costos que nos permite hacer la inversión en equipamientos».

Sobre el aumento del arancelamiento del IPS, explicó: «El sistema de facturación que pusimos se optimizó y no dejamos una prestación sin facturar».

Mencionó, además, que en el contexto de la pandemia «la gran mayoría» de los pacientes con cobertura del IPS no podían «ir a una clínica y pagar el coseguro». Por eso, muchos de ellos acudieron al hospital, lo que redundó en «un aumento significativo en la facturación».

Si bien estos cálculos no tienen en cuenta el factor inflacionario, Salomón aseguró que superaron «ampliamente la inflación» que hubo entre año y año.

Productividad

La productividad también subió el año pasado. El gerente explicó que, de todo lo que el hospital factura, es decir, el arancelamiento, un porcentaje va al Ministerio de Salud Pública. De lo que queda, un porcentaje se distribuye entre el personal y otra parte se destina a mejoras edilicias y compra de equipos.

Manifestó que la productividad se reparte en partes iguales entre todos los empleados y señaló que este valor puede disminuir de acuerdo con el ausentismo o con las sanciones disciplinarias.

Salomón contó que en este momento solo ingresa personal cuando alguien se jubila. «Estamos equilibrados en cuanto a recurso humano. Actualmente no necesitamos más. Capaz que hay carencia en alguna especialidad, pero no es algo significativo», planteó.

Respecto a las modalidades de relación laboral que se establecen, mencionó que, cuando alguien ingresa, hacen contratos y las personas le facturan al hospital en calidad de monotributistas. «Después, entran en el proceso tedioso de designación temporaria y planta permanente», comentó y observó que en la gestión actual, «mucha gente pasó a designación temporaria y a planta permanente».

Estadía y ausentismo

En el Informe de Gestión 2021 se mencionan los indicadores que desde el hospital consideran relevantes.

Salomón reconoció que el promedio de días de estadía, que es de 5,8 por paciente, «es alto» y planteó que esto les perjudica.

Mencionó que, en general, los proveedores de las obras sociales demoran en darles los insumos para los pacientes, que a veces permanecen internados por 90 días a la espera de un marcapasos o de una prótesis, ante una fractura de cadera.

Contó que, para resolver esta situación, están negociando con las obras sociales para tener un banco de prótesis en el hospital y, a medida que estas se utilizan, facturarlas a las obras sociales. Explicó que para hacer eso hace falta cambiar el sistema que funciona en la actualidad.

Salomón reconoció también que «hay mucho ausentismo» y comentó que este es un indicador de calidad. Según el informe, los pacientes no asisten a más de 1 de cada 4 consultas agendadas (26,7%). «Hay algún factor por el cual no llegamos bien al paciente. No deberíamos tener ausentismo», reflexionó.

Explicó que en Salta es muy difícil usar este valor como indicador «porque la geografía de la provincia es complicada y eso hace que haya un ausentismo elevado».

Salud mental

Consultado por la atención de la salud mental en el San Bernardo, algo que no figura en el Informe de Gestión 2021, Salomón comentó que tienen servicios de psicología y psiquiatría. «Hay un pedido para que ingrese un psicólgo, pero trabajamos normalmente», señaló. El gerente reconoció que no internan a pacientes por cuadros de salud mental, sino que, luego de hacer la atención de emergencia, los derivan luego al hospital Miguel Ragone.

La ley nacional de salud mental N´ 26.657, en su artículo 20, establece que «las internaciones de salud mental deben realizarse en hospitales generales» y que, para eso, los hospitales de la red pública deben contar con los recursos necesarios. A los únicos pacientes con alguna situación de salud mental que atienden en el San Bernardo es a aquellos que tuvieron intentos de suicidio y tienen algún compromiso orgánico.