17/08/2022

El Cronista San Martín

Prof. Salvador Mazza – Salta – Republica Argentina. Portal de noticias Nacionales, Provinciales y Regionales.

Escasez de gasoil: Productores temen volver a sembrar en la próxima campaña

3 DE JUNIO 2022 – 01:06 Los escollos por falta de gasoil desnudan dudas para invertir. Algunos productores evalúan no volver a sembrar dada la incertidumbre para producir en el interior. 

Escasez de gasoil: Productores temen volver a sembrar en la próxima campaña

No solo hay una enorme preocupación en el campo por el riesgo de perder la cosecha y la certeza de que los márgenes de ganancia ya no serán los esperados como consecuencia del desabastecimiento de gasoil. El problema va mucho más allá: algunos productores evalúan no volver a sembrar dada la incertidumbre para producir en la Argentina.

En diálogo con El Tribuno, referentes del sector como el presidente de la Sociedad Rural Salteña, Carlos Segón, y el gerente de la Asociación de Productores de Granos (Prograno), Lisandro de los Ríos, expusieron las graves consecuencias que la imprevisión del Gobierno nacional en el manejo del desabastecimiento del gasoil ocasiona a la actividad.

Luego de 60 días de complicaciones en el norte, el problema se empieza a extender a otros lugares del país. Segón indicó en este sentido que «desde Trenque Lauquen hasta el norte hay dificultades».

«Hay gasoil, pero demoran las entregas. Se demoran en reabastecer las estaciones de servicio, se demoran las entregas de gasoil a granel, que es el que compra el campo generalmente, no hay fecha cierta de cuándo vayan a recibir», indicó.

Denunció que «lo más grave de todo esto es que nadie da la cara para decir realmente cuál es el problema. (El jefe de Gabinete, Juan) Manzur dijo que ya se iba a importar gasoil y que en una semana se soluciona».

«Se cree que (el Gobierno) debe haber comprado gasoil a Rusia y ese gasoil no va a llegar nunca. El problema es que el ministro no dice adónde lo compró y cuándo salió. Cualquier barco demora 25 a 30 días para llegar», dijo.

Segón dijo que «la gran incertidumbre es si va a aparecer gasoil en 10 o 15 días y esto se normaliza o si va a ir para largo, con lo cual la cosecha perderá kilos de rendimiento».

«Indudablemente que ahora se le puede echar culpas a la guerra de Rusia, pero esta es la demostración de la famosa teoría del desacople de los precios internacionales que, en 20 años de manipular los precios de los combustibles y la energía, hemos llegado a que hoy se tenga que importar cada vez más combustibles», dijo.

Expuso en este sentido que «pasamos de ser un país que se autoabastecía de combustible a uno que es importador tanto de gas como de gasoil. La verdadera causa es el desmanejo que hizo que cada vez tengamos menos producción».

El titular de la Rural salteña advirtió que «ya hay rendimientos menores en la cosecha de granos», y que «en la medida que esto se demore se va a agravar más».

Y reveló que «el otro tema es que no sabés qué va a pasar al momento de la próxima siembra. Para importar hacen falta los dólares, y los dólares del Banco Central no sobran ni mucho menos. Y si no sobran dólares ahora, que son los ingresos por las ventas de los cereales, el segundo semestre va a ser más complicado».

«La gravedad de que el Gobierno no explique cómo se va a solucionar este problema es que el productor no sepa si es un tema de corto plazo o no», indicó Segón.

Finalmente, dijo que «si esto en 10 días se soluciona, las pérdidas van a ser menores. Algún porcentaje de un 10% y algún tema de hacienda y ciertos incrementos de costos porque el transporte está cargando el combustible que encuentra y mucha veces es el premium y ese costo te lo traslada al flete».

Por su parte, De los Ríos estuvo de acuerdo con Segón en que «la situación es muy complicada porque estamos en plena cosecha y la cosecha no espera, porque las plantas tienen un proceso que, cuando maduraron, abrieron las vainas y se cae la cosecha al piso».

«Estamos en esa incertidumbre con todo lo que trae por detrás porque no es solo el combustible que necesitas para las cosechadoras, las camionetas, los tractores, sino que hay que tomar en cuenta que Salta este año va a mover alrededor de 90 mil viajes de camión por la cosecha», señaló.

El gerente de Prograno cuestionó que «mientras tanto el Presidente (Alberto Fernández) habla de cualquier cosa menos de los problemas que nos afectan a los argentinos. Tras dos años y medio siguen buscando culpables y nunca asumen la responsabilidad que le dio la gente que los votó».

«Sigue peleándose con la señora (Cristina Kirchner) que lo puso a él como presidente. A ninguno de los dos le interesa lo que pasa en el país. Las provincias del norte seguimos importándole muy poco al centro del país», reclamó.

De los Ríos indicó que desde la entidad que integra están evaluando las afectaciones en los campos: «Hay algunos productores, los más grandes, que tenían stock de combustibles porque compran al inicio de la campaña, pero no todos».

«Estamos haciendo esa evaluación, pero indudablemente se van a manejar otros valores. Para cuando aparezca el combustible, los costos y márgenes de la actividad van a cambiar», consideró.

El dirigente del campo advirtió que «acá el problema no es solo la cosecha de granos, sino todas las actividades. Sin combustibles, en unos días vamos a tener desabastecimiento de todos los bienes que traemos a Salta desde otras provincias, porque gran parte de los alimentos que se consumen acá se traen de otro lado. Me parece que las autoridades del Gobierno de la Nación toman el tema con mucha liviandad. Es preocupante la forma en que llevan el Gobierno».

«Por más que se resolviera el tema combustible en los próximos días, que no pareciera que fuera a pasar, igual uno se pregunta qué va hacer en la próxima campaña», deslizó De los Ríos y agregó que «son demasiadas las incertidumbres en la actividad, muchas de ellas dadas por la ineficiencia en el manejo de la economía y se suma la voracidad impositiva que tiene este Gobierno».

«Es muy incierto invertir para producir en Argentina», concluyó.

Una condena para los pueblos del interior

Hace días en Salta distintos sectores vienen advirtiendo que si el abastecimiento de gasoil no se normaliza en el corto plazo se podría perder la cosecha. 
En este sentido, el gerente de Prograno, Lisandro de los Ríos, explicó a El Tribuno que si esto ocurre se perderán “alrededor de dos millones de toneladas de granos”, y que “implicaría paralizar todos los pueblos del este, el sur y el norte de la provincia, cuya principal actividad es la producción agropecuaria, no solo granos sino ganadería, caña de azúcar, tabaco, y las frutas y hortalizas, que además son muy perecederas”. 
“Las pérdidas serían incalculables para una provincia como la nuestra y llevaría a que mucha gente termine fundida en muchas actividades, lo que afectará de forma directa a los pueblos de toda la provincia”, dijo.
Advirtió, asimismo, que “sería un golpe muy grande y una situación muy injusta con el norte del país, por parte de un Gobierno nacional al que claramente no le interesa el NOA y el NEA, porque así lo está demostrando”.
Finalmente, De los Ríos detalló además que “en Salta, cuatro de las cinco primeras exportaciones o valor de exportación de la provincia provienen del campo, y enumeró que son oleaginosas, cereales, tabaco, legumbres y petróleo. Somos una provincia poco industrializada, por eso sin combustible se hace muy difícil”.