03/07/2022

El Cronista San Martín

Prof. Salvador Mazza – Salta – Republica Argentina. Portal de noticias Nacionales, Provinciales y Regionales.


El reclamo histórico por el agua

Marcha indígena a Capital tras un desplante del intendente de Embarcación

Integrantes del pueblos Wichí, Guaraní y Toba tenían el propósito de reiterar el reclamo histórico sobre el acceso al agua, solicitando que por primera vez se construya un pozo en la zona. 

Manifestación en las puertas de la Municipalidad de Embarcación 
Manifestación en las puertas de la Municipalidad de Embarcación 


Desde los distintos pueblos que son parte de la comunidad indígena Misión La Loma, en la localidad de Embarcación, se llevó adelante una manifestación en las inmediaciones del edificio municipal después de que el intendente Carlos Funes no asistiera a una audiencia que había sido acordada la semana pasada. Los integrantes del pueblos Wichí, Guaraní y Toba (Qom) tenían el propósito de reiterar el reclamo histórico sobre el acceso al agua solicitando que por primera vez pueda construirse un pozo de agua en la zona. 

Tras la ausencia de la principal autoridad municipal, la comunidad marchará desde las 9 de hoy hacia la capital salteña pidiendo ser contemplada en el Plan de Obras que el gobierno salteño anunció para este año. En la primera quincena de enero, ante la crisis hídrica que azota a Salta, se anunció oficialmente que este año se realizarían 135 obras con una inversión de $4.448 millones.

El presidente de los habitantes guaraníes de la comunidad La Loma, Ismael Chávez, recordó ante Salta/12 que el principal reclamo es la construcción de un pozo de agua para las 250 familias que habitan en ese lugar y que representan a más de mil personas. «Tenemos más de 70 años de existencia y estamos exigiendo que tengamos agua de calidad», expresó. 

La Loma se encuentra a un kilómetro de la ruta nacional 34, donde actualmente el acceso al agua potable se da a través de los camiones cisternas. Sin embargo, Chávez dijo que el año pasado solicitaron a la Cruz Roja un análisis sobre el agua que estaban consumiendo y los resultados mostraron que el servicio «no era apto para consumo humano», recordó. Por «estos resultados es que estamos solicitando un pozo de agua», sostuvo. 

Por esto pidieron una audiencia con Funes, que fue acordada para ayer a las 10. Sin embargo, cuando llegaron al edificio municipal, les dijeron que el intendente estaba en la ciudad de Salta, relató Chávez. En ese contexto decidieron manifestarse a las puertas del municipio y continuar la protesta hoy desde las 9, con una marcha que llevarán adelante desde Embarcación hasta la capital salteña. 

Marcha alrededor de la plaza principal de Embarcación. 

Los representantes de la comunidad La Loma aseguraron que con los años de existencia que tienen al menos deben ser considerados en los planes de obras del gobierno provincial. Chávez afirmó que se enteraron recientemente de las obras de infraestructura que se prevén llevar adelante en la zona e indicó que nunca fueron consultados para «dar una solución real» a lo que viven. «Vemos que se están haciendo obras millonarias en el pueblo de Embarcación, pero en la zona de las comunidades indígenas, no llega nada», cuestionó. 

Los pueblos indígenas que habitan en este municipio, no sólo piden mejoras en la distribución de obras para la provisión de agua, sino también que garanticen proyectos que favorezcan la producción local. «Sabemos que hay programas que se dirigen a la producción o viviendas, pero acá en Embarcación no llega nada», insistió. 

Por su parte, Timoteo Segundo, presidente de Pueblo Toba de La Loma, ratificó que el agua se distribuye en camiones que van una o dos veces a la semana a llenar los tanques (tinacos) que tienen las familias. El referente indígena dijo que esta provisión es insuficiente para cubrir la demanda de las personas que viven en La Loma. 

A modo de ejemplo, Segundo dijo que en su familia son 20 integrantes con sólo dos tinacos que «no nos abastecen». Ambos voceros calcularon que en toda la comunidad hay al menos 200 tinacos, pero «no alcanzan para la semana». Más difícil se torna la situación en la época de lluvias, cuando los caminos a la comunidad se tornan intransitables y los camiones no pueden llevarles el agua con la periocidad necesaria. 

«Eso es algo que se tiene que arreglar y que venimos pidiendo desde hace mucho, pero ante la falta de respuestas estamos decididos a marchar» a la capital salteña, expresó Segundo, e instó al gobierno provincial a que comprenda que ante el crecimiento poblacional necesitan tener un pozo de agua, debido a que el municipio «nos tiene fuera de una buena distribución». 

Según Timoteo Segundo, los pueblos originarios no son contemplados en la gestión de Funes a pesar de haberlo acompañado para que llegara al gobierno municipal. Salta/12 intentó consultar al intendente, pero no obtuvo respuestas. 

En tanto, Mirco Jonathan Neuenschwandersecretario de la comisión directiva de la comunidad wichí Misión La Loma, recordó que hace unos años se había asignado la construcción de un pozo para la zona, pero luego se trasladó al pueblo de Hickman, al menos hace unos 6 años. «Nos deben un pozo (de agua) y eso es lo que estamos reclamando», precisó a Salta/12. 

«Desde ahí no se diagramó nunca un pozo para la comunidad y queremos que eso suceda», manifestó y cuestionó que ya se hicieron distintas promesas por parte de políticos de la zona y nunca se cumplieron.