CRISIS ENERGÉTICA - El Cronista San Martín" /> CRISIS ENERGÉTICA - El Cronista San Martín" />
17/08/2022

El Cronista San Martín

Prof. Salvador Mazza – Salta – Republica Argentina. Portal de noticias Nacionales, Provinciales y Regionales.

CRISIS ENERGÉTICA

El Gobierno optó por un drástico freno ante la escalada de precios del gas industrial en el NOA

4 DE MAYO 2022 – 02:30 En las últimas semanas, firmas comercializadoras exigieron a plantas fabriles de la región hasta 14 dólares por millón de BTU.Energía habilitó a IEASA a suministrarlo con un precio tope que, con el costo de transporte en firme, rozaría los 8 dólares.

El Gobierno optó por un drástico freno ante la escalada de precios del gas industrial en el NOAPese a los acuerdos con Bolivia y Brasil, las restricciones del gas a industrias y estaciones de GNC siguen latentes en el norte.

Grandes plantas industriales del NOA, que llegaron al umbral del invierno sin acuerdos de abastecimiento y con el gas encarecido en más de un 100% por las comercializadoras del sector, tienen habilitada desde el pasado fin de semana la opción de contratar el suministro con la empresa nacional Integración Energética Argentina (IEASA) a menos de la mitad de los 14 dólares que llegaron a pagar en la segunda quincena de abril para no tener que parar máquinas y suspender turnos de trabajo.

La medida, con la que la Secretaría de Energía de la Nación salió al cruce de un desmadre de precios que encendió alarmas en Salta, Jujuy y Tucumán, dejó mal paradas a petroleras y comercializadoras. Desde el pasado lunes, operadoras del mercado spot del gas intentan atajar a grandes clientes con los que tenían prácticamente asegurados acuerdos de suministro a precios muy superiores a los del nuevo tope que se oficializó el sábado último. Concretamente, el secretario de Energía, Darío Martínez, requirió a Ieasa (antes Enarsa) que garantice el abastecimiento de GNC y gas industrial a empresas que llegaron a mayo sin contratos de abastecimiento cerrados con las comercializadoras.

De acuerdo con la instrucción, las grandes clientas que llegaron a la antesala del invierno en tal situación podrán contratar el gas con Ieasa, hasta septiembre, a un precio de US$ 6,05 por millón de BTU, más el costo de transporte en firme. Con todo, en el norte argentino el valor final ascendería a cerca de 8 dólares, un importe de por sí elevado pero nada comparable con los más de 14 dólares que algunas plantas industriales de la región llegaron a pagar en la segunda quincena de abril.

El contexto de la medida

Desde fines de 2021, los contratos de suministro industrial se cerraron con precios para el millón de BTU (medida térmica de comercialización que varía en cerca de los 28 metros cúbicos) de 3,51 hasta 5,50 dólares inclusive.

El pasado 23 de abril, la Secretaría de Energía convocó a las empresas comercializadoras de gas a una reunión con carácter de urgente. En ese encuentro, autoridades del organismo transmitieron a representantes de esas firmas reclamos que elevaron gobiernos y uniones industriales del norte y centro del país por la fuerte escalada de precios evidenciada desde mediados de ese mes. Las que más sintieron las subas fueron plantas fabriles de Salta, Jujuy y Tucumán, para las que el gas llegó a trepar y superar inclusive los 14 dólares. Esas alzas, junto a las cuales saltaron a relucir conductas especulativas, implicaron un encarecimiento del 40% en relación con el techo de 10 dólares registrado en marzo. Antes de ese salto, que coincidió con una parada programada en los yacimientos offshore de la cuenca austral, a industrias del NOA el gas les costaba entre 6 y 7 dólares.

Ante los cuestionamientos que plantearon funcionarios de Energía en la reunión del 23 de abril, las comercializadoras manifestaron que llegaron a los prolegómenos del 1 de mayo -fecha en que empiezan a regir los acuerdos de abastecimiento que se renuevan anualmente- con cerca del 97% de sus clientes ya contractualizados. Sobre el 3% restante, señalaron que en esas empresas se generó «una urgencia por cerrar contratos», que hizo que aparecieran «precios bastante más altos». Aunque ese 3% representa solo una pequeña parte de las fábricas que deben comprar gas en el mercado mayorista, casi todas son del norte del país. Las más sensibles al encarecimiento y la falta de gas son las que tienen procesos continuos y de alta actividad estacional, como las usinas, ingenios, cerámicas, tabacaleras y plantas mineras, químicas y de cueros.