01/12/2022

El Cronista San Martín

Prof. Salvador Mazza – Salta – Republica Argentina. Portal de noticias Nacionales, Provinciales y Regionales.

Buscan padrinos para que chicos terminen la secundaria

La Fundación Papis renovará cupos para su sistema de ayuda socioescolar.

El programa que tiene la fundación Papis desde hace 17 años «Yo puedo si me ayudas», renovará sus cupos tanto para padrinos y madrinas como para ahijados que aspiren a recibir la ayuda. El programa consiste en un sistema de ayuda escolar combinado con guía y asistencia no solo escolar, sino también familiar, por lo que es un programa socioeducativo.

«Con el yo puedo si me ayudás» se asistieron hasta el momento a 220 jóvenes. El programa que acompaña a jóvenes durante todo el secundario e incluso la universidad ya dio sus primeros frutos. «Tenemos chicos que están trabajando, profesores de matemáticas, enfermeras, maestro mayor de obra», repasó Miller.

El sistema de acompañamiento es una red gestionada, administrada y coordinada por la Fundación entre las familias de los estudiantes, los establecimientos educativos y los padrinos que hacen un aporte mensual. «El padrino no aporta solo dinero, sino su presencia donde el chico siente que hay alguien que lo está ayudando y está interesado en su progreso», destacó Miller, quien además aclaró que no es una beca porque también acompañan a la familia. «Apuntamos al progreso socioeducativo de los chicos», destacó Miller al diferenciarla de una beca.

En cuanto a los montos para apadrinar, Miller indicó que no hay un mínimo ni un máximo sino que se «prorratea» para que cada joven reciba «para las cuestiones mínimas de escolaridad» como fotocopias y útiles.

Sin empresas

Los padrinos y familias que apoyan actualmente al programa no son empresas, sino personas individuales y algunos llevan hasta 15 años apadrinando. Dos veces al año, los padrinos reciben informes sobre la evolución de su ahijado. «Así, el chico siente que hay 3 ámbitos: escuela, padrino y familia, interesados en que él termine el secundario», resaltó Miller.

Actualmente acompañan a 6 jóvenes en la universidad, la cual, señaló Miller, es un ámbito educativo restrictivo. «La universidad no está asociada con chicos de zonas vulnerables. Generalmente se dice que no tienen los medios, y nosotros creemos que el progreso académico hace a un mejor futuro», destacó la presidenta de la Fundación.

Miller destacó además que la inserción a la universidad previene otras problemáticas: «Con esto se evitan un montón de problemáticas sociales como las adicciones, que se presentan cuando el chico no tiene sostén».

La necesidad de este programa es mayor aún en el contexto actual de pandemia, que, advierten, habría agravado los registros de deserción escolar. «Advertimos que más del 60% de los chicos que cursan la secundaria a nivel país están abandonando la secundaria», indicó Miller, que además destacó que en muchas familias donde los padres solo terminaron la primaria «no hay una valoración de los estudios secundarios y los hijos de estas familias son los que están más expuestos a esto».

FUENTE (ElTribuno)